Diario Vasco

Caracas, 1 ago (EFE).- El Gobierno de Nicolás Maduro repudió este jueves lo que considera un "permanente acoso" de Estados Unidos a Venezuela debido a los múltiples señalamientos contra altos funcionarios como la inclusión del vicepresidente económico, Tareck el Aissami, en su lista de los más buscados por narcotráfico.

La llamada revolución bolivariana "repudia el permanente acoso del gobierno estadounidense contra las instituciones y autoridades venezolanas, mediante una amplia gama de medidas pseudo legales, caracterizadas todas por su carácter unilateral", dice un comunicado de la Cancillería venezolana.

El chavismo insiste en que las múltiples sanciones impuestas por la Administración de Donald Trump "generan consecuencias directas en la capacidad" del Gobierno venezolano de "proveer a su población de alimentos, medicinas e insumos básicos para el normal funcionamiento de la economía y de la sociedad".

"Se suma ahora una campaña de descrédito dirigida a socavar la dignidad de las autoridades (...) permitiendo la grave afrenta de calificar a este alto funcionario del Gobierno nacional como "fugitivo" de una pretendida justicia que Estados Unidos pretende arrogarse", prosigue el escrito.

El Ejecutivo rechaza "esta grave acusación" y dice no reconocer "autoridad alguna al gobierno estadounidense para realizarla".

"Venezuela reitera su apoyo solidario al compañero Tareck el Aissami e informa que elevará la denuncia sobre estas y otras acciones criminales adelantadas por la Administración guerrerista de los Estados Unidos y sus lacayos, ante las instancias internacionales correspondientes", concluye la nota oficial.

Este miércoles, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) publicó en su cuenta de Twitter la fotografía de El Aissami con la pregunta: "¿Ha visto a este fugitivo más buscado?".

La agencia estadounidense agregó en su web que El Aissami fue sancionado en febrero de 2017 por la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU. por desempeñar "un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos".

La información señaló que El Aissami, quien también ha sido gobernador del estado de Aragua (centro) y vicepresidente ejecutivo, "facilitó los envíos de narcóticos desde Venezuela", lo que incluía el control sobre los aviones que salían desde una base aérea de ese país y de las rutas de los estupefacientes a través de puertos.

El chavista reaccionó horas más tarde también a través de Twitter donde colgó un vídeo en el que reiteró su lealtad "al pueblo venezolano y al gobernante Nicolás Maduro".

"Hoy hemos conocido, de nuevo, esta pretendida agresión infame, canallada del imperialismo. Nosotros le respondemos como le respondemos los hijos de -libertador Simón- Bolívar y los hijos de -fallecido presidente Hugo- Chávez (...) indetenibles, inquebrantables", dijo.