Diario Vasco

Santiago de Compostela, 1 ago (EFE).- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha instado este jueves al Gobierno central a trabajar porque la solución alcanzada en relación a las centrales de Alcoa en Avilés y A Coruña, adquiridas por el fondo de inversión Parter, no sea una "prórroga de dos años" a un problema que haya que volver a abordar tras este tiempo.

En respuesta a una pregunta sobre este tema en la rueda de prensa ofrecida este mediodía al término de la reunión semanal con su gabinete, Núñez Feijóo ha trasladado que el acuerdo con la compañía suiza no puede ser una "solución en falso" para las fábricas, sino que el Ejecutivo debe aprovechar este margen de dos años para trabajar y dar salidas definitivas.

"Se abre un período de esperanza", ha manifestado el presidente gallego, que en todo caso ha dicho compartir la "incertidumbre" mostrada por los trabajadores, que ha calificado de "razonable, motivada y real".

Además, se ha comprometido a mantener su actual posición de colaboración para resolver este conflicto y no volver "después de dos años" a "la casilla de salida" con problemas pendientes.