Diario Vasco

Berlín, 1 ago (EFE).- El Gobierno alemán pidió este jueves a Estados Unidos y Rusia que, ante la expiración del tratado INF, denunciado por Washington, hagan del Nuevo START, para la reducción de armamento estratégico ofensivo, la "piedra angular" del control mundial de armamentos.

"Lamentamos que Rusia no haya hecho lo necesario para proteger el tratado INF" (siglas en inglés del tratado que se ocupa de la eliminación de misiles y cohetes de crucero nucleares y convencionales de medio y corto alcance), declaró el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas.

"Hacemos un llamamiento a Rusia y a Estados Unidos para que mantengan el nuevo tratado START como la piedra angular del control global de armas", añadió Maas en un comunicado de su ministerio.

El ministro agregó que "también potencias nucleares como China tienen que asumir su responsabilidad en control de armamento, tiene más peso en el mundo que en los tiempos de la Guerra Fría".

Maas consideró que el fin del tratado INF supone que "se pierde algo de la seguridad de Europa" y dijo estar convencido de que tiene que ser posible acordar "reglas para el desarme y el control de armas".

El Nuevo START fue suscrito el 8 de abril de 2010 en Praga por los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y de Rusia, Dmitri Medvedev, y tiene como objetivo reducir las cabezas nucleares a 1.550 por país y limitar a 800 los vectores estratégicos (misiles intercontinentales en tierra, en submarinos y en bombarderos) y a 700 los vectores desplegados y activados.

Este tratado expira en 2021 y ya Moscú defendió a finales de julio su vigencia mediante la decisión de prolongarlo por medio del viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

Estados Unidos anunció en febrero pasado la suspensión de su participación en el INF, que fue firmado en 1987 por Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov, un paso seguido en marzo por Moscú, ya que ambos países se acusaron mutuamente de haberlo violado.