Diario Vasco

Pamplona, 1 ago (EFE).- La presidenta en funciones de Navarra y portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha pedido este jueves a la candidata socialista María Chivite que el futuro gobierno de coalición no caiga "en falsos debates identitarios" de un derecha "en decadencia".

El de Geroa Bai es "un compromiso firme con las políticas de progreso y convivencia" y por eso "los retos son mirar al futuro y no tener la tentación de ocupar la política con falsos debates identitarios y búsqueda de enfrentamientos, mantras histéricos de una derecha concentrada para enmascarar su decadencia", ha dicho Barkos durante su intervención en la sesión de investidura.

Y ha añadido que "hoy vivimos en paz y con el reconocimiento de todas las víctimas de ETA. Navarra es dueña de su propio destino y será lo que los navarros y navarras queremos", al tiempo que ha negado que un problema de Navarra sea el euskera, "porque no es cierta su imposición aunque sí tenemos una memoria cierta de impedimento".

Por eso, Barkos ha señalado al PSN, Podemos e Izquierda-Ezkderra, los socios en este acuerdo de 2019, "la obligación de hacer política, pedagogía política, y explicar donde haga falta que la realidad plural de Navarra nada tiene que ver con lo que la derecha quiere hacer ver" y para lo que utiliza algunas afirmaciones que "indignan", que "insultan la inteligencia y el decoro" de la Comunidad Foral y que son "un freno a su crecimiento y convivencia".

"No caiga en la trampa de lo que le está diciendo la derecha", ha pedido Barkos a Chivite y se ha felicitado de "contribuir de manera decisiva" a la formación de dos gobiernos progresistas en Navarra, en ésta y en la pasada legislatura, mediante unos pactos que han apostado por "la diversidad y las políticas sociales".