Diario Vasco

Pamplona, 1 ago (EFE).- Navarra Suma ha acusado a la candidata María Chivite de "anteponer su sillón" a las víctimas de ETA y a su programa electoral, y para ello, afirma, ha convertido "en interlocutor preferente" a EH Bildu mientras se ha negado a hablar con quien tiene el 37% de los votos en la Comunidad Foral.

Javier Esparza ha indicado, como portavoz de la plataforma, que en su discurso Chivite no ha hecho "ni una crítica" al cuatripartito anterior, al que ha felicitado porque tras ser "derrotado" el 26M "va a seguir haciendo las mismas políticas".

Le ha cuestionado además haber "faltado a la verdad" al decir que 23 era la mayoría más amplia que se podía construir cuando NA+ y PSN podían haber sumado 30, que no haya mencionado a su "interlocutor prioritario", EH Bildu, y que no hable expresamente de asesinatos de ETA ni de libertad "en una comunidad que ha sufrido lo que ha sufrido"

"Usted se ha echado en brazos de EH Bildu" y "excluido al principal partido de Navarra", una decisión que "marca un antes y un después" porque "tendrá el triste mérito de ser la socialista que dinamitó los acuerdos entre constitucionalistas", ha subrayado Esparza, quien le ha acusado de "desoír" a la sociedad y ser "el salvavidas del nacionalismo".

Y "todo por el sillón presidencial" porque "lo demás les da igual", ha afirmado, y asegurado que "Bildu y el nacionalismo se están frotando las manos", por lo que le ha pedido que piense "por qué le aplauden" Arnaldo Otegi o Uxue Barkos o por qué "le alaba Otegi y la critican las víctimas".

Para Esparza "EH Bildu va a decidir sobre todas y cada una de las propuestas" del Gobierno de Chivite y "usted se esconde", quizá "por vergüenza de ser presidente con los votos" de quienes no han condenado el "asesinato de sus propios compañeros".

"Pone al mismo nivel a quienes justifican los asesinatos de ETA que a nosotros, que junto a miembros del PSOE y otros muchos los hemos llegado a padecer. Imperdonable. Una línea inmoral en la ética y la política de esta comunidad", ha asevero el portavoz de Navarra Suma, que le ha recordado "la de cientos de veces que ha dicho la amenaza" que representaba la izquierda abertzale.

Pero en esta ocasión, según Esparza, "es todo una mentira", el PSN "ha antepuesto el interés del partido al de los ciudadanos". Navarra "es constitucionalista y a ustedes no les ha interesado esa lectura" y "se han comido el programa de Geroa Bai y del cuatripartito".

Por eso ha calificado al futuro Gobierno de "farsa" y a los socios del PSN de tener "una palabra que no vale nada" cuando le han tachado de ser "el régimen" y ahora pasan "a ser parte de él" porque "para el proyecto soberanista es ideal que usted presida esta comunidad".

"Mire señor Esparza, 23 es más que 20" y "ahí está la legitimidad de cada uno, pero usted ni ha leído ni escuchado nada del acuerdo", y "reparte carnés de buenos y malos navarros cuando "es socio de quien quiere hacer desaparecer" el régimen foral, le ha replicado Chivite.

Y ha añadido que NA+ "no ha encontrado en el programa lo que buscaba" porque el pactado "garantiza el autogobierno de Navarra, nuestros símbolos y el marco institucional, es respetuoso con la pluralidad y claro y rotundo en la condena del terrorismo, eje prioritario en este programa", sin "la manipulación política de las víctimas que hace la derecha".

"Usted a mi no me va a dar ninguna lección ni de democracia ni de luchar contra el terrorismo porque mientas que yo en la universidad me partía la cara, usted jugaba al balón", le ha espetado Chivite, para pedirle "respeto" a una Navarra plural y que sea "honesto" porque en el Parlamento foral en la pasada legislatura "se han entendido más con Bildu que con los socialistas".

"Le animo -ha concluido- a que pasado el furor mediático de esta investidura, cuando la unanimidad no sea noticia porque es la normalidad en este Parlamento, haga bueno el nombre de su coalición y sume".