Diario Vasco

Madrid, 1 ago (EFECOM).- El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha negado este martes cualquier responsabilidad en la gestación de la Operación Chamartín, de Madrid, y se ha mostrado convencido de que la denuncia de Podemos e IU "no tiene recorrido, más que la intencionalidad política" de dañar al PSOE.

Ábalos se ha mostrado en la Cadena Ser "tranquilo", pero también "dolido" e "indignado" por la denuncia de Podemos e IU ante la Fiscalía Anticorrupción contra 28 políticos y empresarios, entre ellos él, por la posible comisión de delitos de prevaricación administrativa, cohecho y malversación de caudales públicos en la Operación Chamartín, que habrían causado un quebranto de 2.780 millones de euros.

Ha recalcado que cuando llegó al ministerio se lo encontró "todo hecho" y que únicamente apoyó "políticamente" y de "buena fe" el proyecto que fue "reformulado" por la entonces alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que formaba parte del grupo municipal de Podemos.

"Es una denuncia de Podemos contra la gestión de Podemos", ha recalcado y se ha preguntado si se trata de una "venganza" o un "ajuste de cuentas" entre ellos que, además, se utiliza para "manchar reputaciones" e implicar al PSOE.