Diario Vasco

Madrid, 31 jul (EFE).- El secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, ha explicado este miércoles que la petición de un plan de ajuste en gasto sanitario a once comunidades autónomas "forma parte del proceso administrativo normal y regulado de un país que tiene unas reglas del juego" y "no es una situación especial sobrevenida".

En declaraciones a los medios, Blanco respondía así a una información que publica "La Vanguardia", según la cual el Ministerio de Sanidad y el de Hacienda han enviado a Cataluña y a otras diez comunidades una carta en la que demanda "un plan urgente de ajustes en gasto farmacéutico y sanitario".

"Forma parte de la normalidad administrativa", ha insistido Blanco, quien ha señalado que ambos ministerios tienen un acuerdo con las comunidades autónomas sobre cumplimiento del déficit "y no es ninguna situación contra Cataluña ni contra las otras diez comunidades a las que nos hemos dirigido".

Todas ellas son autonomías que están comprometidas con el cumplimiento del objetivo de déficit, ha recalcado Blanco.

Anteriormente, la consejera catalana de Salud, Alba Vergés, había salido al paso de la información asegurando que su departamento no va hacer "ningún recorte", a pesar del plan de ajuste en gasto sanitario que ha reclamado por carta el Gobierno, al que ha calificado de "incompetente" por "ceder responsabilidades primero y luego pedir recortes".

"El Gobierno del PSOE nos pide que continuamos aplicando las políticas de austeridad del PP, es decir, que recortemos", ha denunciado Vergés durante una visita al Centro de Salud Internacional y Enfermedades Contagiosas Drassanes-Vall d'Hebrón.