Diario Vasco

Asunción, 31 jul (EFE).- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, ordenó a la Secretaría Nacional Anticorrupción (Senac) "transparentar y esclarecer" el escándalo surgido con la suscripción de un acta bilateral con Brasil de compra de energía que salpica ahora al vicepresidente, Hugo Velázquez.

El titular de la Senac, René Fernández, y el asesor de Transparencia e Integridad de Presidencia, Carlos Arregui, confirmaron tras un encuentro con Abdo Benítez, que este les ha dado "carta blanca" para investigar "todo lo que sea necesario", incluidos los altos cargos.

El anunció coincidió con las informaciones de algunos medios que apuntan que en las negociaciones para ese acuerdo con Brasil habría intervenido José Rodríguez, que figura en esas fuentes como asesor jurídico del entorno de Velázquez.

De acuerdo a esas fuentes, Rodríguez habría instruido en nombre de Velázquez a los negociadores paraguayos para que se eliminara del acuerdo, sobre la compra de energía de la hidroeléctrica de Itaipú, un punto que permitiría comerciar energía en Brasil a la Administración de Electricidad de Paraguay (ANDE).

La supuesta participación de Rodríguez en esas negociaciones provocó la renuncia hoy de su madre, la titular de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), María Epifania González.

Velázquez reconoció hoy que Rodríguez, un abogado de 27 años, formó parte de su equipo político, pero negó que tuviera funciones de asesor personal o de asesor de la Vicepresidencia.

Al respecto, Fernández y Arregui señalaron que la investigación se encuentra en estado inicial por lo que "no se puede descartar ninguna de las hipótesis".

"Aquí la predisposición y la voluntad política es investigar ampliamente todos los hechos, sea quien sea la persona que esté involucrada", recalcaron.

Velázquez, por su parte, anunció que pedirá a la Cámara de Diputados la convocatoria de una sesión extraordinaria para que "se investigue y que se llegue a la verdad".

La de González es la quinta dimisión de un alto cargo del Gobierno a causa del controvertido acuerdo, que fue denunciado por la oposición como lesivo para los intereses de Paraguay.

El acuerdo, firmado en mayo pero dado a conocer la pasada semana, ha sumido a Abdo Benítez en la primera gran crisis política de su primer año de mandato.

La crisis se evidenció este lunes con las dimisiones del canciller Luis Alberto Castiglioni; del embajador de Paraguay en Brasil Hugo Saguier; del director del lado paraguayo de la hidroeléctrica de Itapú José Alberto Alderete y de Alcides Jiménez al frente de la estatal de energía ANDE.