Diario Vasco

Jartum, 31 jul (EFE).- El mediador de la Unión Africana (UA) en Sudán, Mohamed Hassan Labat, condenó hoy las muertes el lunes de seis manifestantes, incluidos cuatro estudiantes, en la ciudad meridional sudanesa de Al Obeid, pero urgió a las partes a firmar el texto de la Constitución transitoria que negocian para evitar la tensión.

Labat señaló en una rueda de prensa en Jartum junto al mediador etíope, Mahmud Dirir, que la firma rápida del texto que debe servir de marco constitucional transitorio daría paso a la formación de "un gobierno civil como pide el pueblo y un consejo soberano con mayoría de civiles".

El representante de la UA hizo su comentario después de que ayer las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, que agrupa a formaciones políticas y movimientos civiles prodemocracia, decidiera aplazar la reunión con la junta militar para negociar el texto constitucional.

El aplazamiento se debió a que los líderes de la plataforma se desplazaron a Al Obeid para conocer la situación tras la muerte el lunes de seis personas, cuatro de ellas estudiantes, en una manifestación.

"La ratificación del documento es urgente, por lo que llamamos al pueblo, a los líderes, a que sean conscientes de ello porque sirve al interés nacional", indicó Labat, que agregó que la demora "hará que la congestión permanezca en el país".

Explicó que el comité legal conjunto está a punto de terminar el documento constitucional para completar el pacto político aprobado hace dos semanas.

Ese documento, aclaró, estipularía una serie de medidas para resolver la situación económica, financiera y humanitaria difícil.

Además, "en este caso se designará un comité nacional para investigar los acontecimientos del 3 de junio y las demás violaciones flagrantes", agregó.

Labat indicó que la UA "condena firmemente el asesinato de los estudiantes que participaron en una marcha pacífica".

"Pedimos insistentemente la detención de los culpables rápidamente y presentarles a juicio para que reciban la sanción merecida en virtud de la ley en el país", afirmó el mediador.

Militares y civiles debían reencontrarse ayer para continuar con el proceso de negociación del documento constitucional después de firmar un acuerdo el 12 de julio para crear un gobierno de transición para los próximos tres años.

El acuerdo se alcanzó en medio de constantes tensiones e incidentes como el que se produjo el 3 de junio, cuando la concentración permanente de manifestantes que se mantenía frente a la sede del Ejército en Jartum fue arrasada.

La oposición indicó que hubo más de 130 muertos, mientras que la Fiscalía situó la cifra en 87 fallecidos tras un informe que no ha satisfecho a los grupos opositores, que convocaron a manifestaciones en los últimos días, una de ellas, en la que se produjeron los seis muertos.