Diario Vasco

Granada, 31 jul (EFE).- Enrique Zambrano, letrado de la expareja de Juana Rivas, el italiano Francesco Arcuri, ha enmarcado la nueva denuncia presentada por esta vecina de Maracena (Granada) contra su representado en una "estrategia" de su defensa, y ha anunciado posibles acciones judiciales.

"Es una cosa que nos esperábamos, es una estrategia más de su defensa", ha indicado a Efe este abogado, después de que Rivas haya presentado en los juzgados de Granada una nueva denuncia contra Arcuri por posibles delitos de violencia doméstica, lesiones y amenazas de muerte a sus dos hijos menores, y haya solicitado medidas cautelares para que los niños no estén con su padre.

Zambrano ha asegurado que se reservan su derecho a ejercer acciones judiciales contra Rivas, a la que augura además un "panorama bastante complicado" tras la última decisión del Tribunal Supremo de admitir a trámite el recurso de casación presentado contra su condena a cinco años de prisión.

La denuncia, a la que ha tenido acceso Efe, reclama "la urgente adopción de medidas penales y civiles de protección de los menores" antes del 14 de agosto, día en el que regresarán a Italia con su progenitor, y la remisión de la denuncia al órgano judicial italiano competente.

La custodia de los hijos recae en el padre en virtud de una sentencia no firme dictada el 20 de marzo por el Tribunal Ordinario de Cagliari (Italia), de ahí que residan con él en Cerdeña, aunque desde el 9 de junio están de vacaciones con su madre.

La denuncia, que ha recaído en el Juzgado de Instrucción número 3 de Granada, expone que, tras llegar a España, los niños presentaron "trastornos de sueño y crisis puntuales de ansiedad" y contaron que "seguían sufriendo maltrato, incluidas amenazas de muerte por parte de su padre".