Diario Vasco

El Cairo, 31 jul (EFE).- Amnistía Internacional (AI) denunció este miércoles que se han producido golpes y descargas eléctricas a presos de la cárcel de alta seguridad Al Aqrab (norte de Egipto) que están en huelga de hambre colectiva desde hace seis semanas para pedir mejores condiciones de confinamiento.

"Las autoridades egipcias han empujado a muchos detenidos de Al Aqrab a un punto crítico, la mezcla de condiciones miserables e inhumanas y la denegación de visitas familiares y acceso a abogados ha creado una situación insostenible", dijo la directora de AI para Oriente Medio y Norte de África, Magdalena Mughrabi, en un comunicado.

La ONG advirtió de que la mayoría de los reos en huelga de hambre fueron desaparecidos forzosos por periodos de hasta 155 días y que en la actualidad viven en celdas abarrotadas, infestadas de insectos y expuestos a las altas temperaturas.

Además, en muchos casos no se les permite tener contacto con sus familiares, algo que va en contra de las leyes locales e internacionales, agregó.

Según AI, 130 presos de este centro penitenciario de alta seguridad se pusieron en huelga de hambre el pasado 17 de junio, una medida que algunos ya habían tomado en octubre de 2017 y febrero de 2018 y que abandonaron tras recibir promesas sobre visitas de parientes.

Como represalia, las autoridades penitenciarias les sometieron a golpes, descargas eléctricas, medidas disciplinarias y traslados a celdas especiales con las salidas restringidas, según aseguraron ellos mismos en una nota de la que se hace eco AI.

Organizaciones de derechos humanos han denunciado en diversas ocasiones las condiciones en las cárceles egipcias, donde hay muchos activistas, protagonistas de la revolución de 2011, periodistas y personas acusadas de cargos poco definidos.