Diario Vasco

Madrid, 31 jul (EFECOM).- La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) prevé que, con la circular para el cálculo de los peajes del gas natural, estos costes que abonan los usuarios por el uso de las infraestructuras se rebajen entre un 26 % para los consumidores domésticos y un 6,7 % para la gran industria durante el periodo 2021-2026.

El regulador ha hecho este miércoles pública la última de las propuestas de circulares que tenía que emitir sobre retribución a las actividades de electricidad y gas, y peajes eléctricos y gasistas.

Entre las novedades que introduce el texto, al que se pueden presentar alegaciones hasta el 30 de septiembre, está que los ciclos combinados de generación eléctrica, que utilizan como combustible el gas, paguen también menos peajes para que la reducción se traslade a la producción de electricidad y se abarate el recibo eléctrico a los consumidores.

La nueva metodología de la CNMC establece peajes diferenciados para cada uno de los servicios prestados por las distintas instalaciones, teniendo en cuenta cuáles están sometidos a competencia internacional.

Con ello, el regulador pretende maximizar el uso de las infraestructuras, preservando la suficiencia de ingresos para recuperar la retribución reconocida a cada una de las actividades.

Además, tiene en cuenta el nivel de consumo para cada uno de los servicios prestados, con el fin de que consumidores de las mismas características hagan frente a los mismos peajes, sin que se produzcan subvenciones cruzadas entre ellos.

En cuanto a la reducción de los peajes para los ciclos combinados, aunque se rebajan para que esa reducción se traslade a la generación eléctrica y contribuir así al abaratamiento del precio de la electricidad en beneficio de los consumidores eléctricos, se mantienen peajes a corto plazo, sin que se penalice la formación de los precios en el mercado mayorista con el fin de facilitar la electrificación de la economías.

Según los cálculos de la CNMC, esta propuesta de circular, junto a las anteriores que recortan la retribución a la distribución y al transporte de gas, hace posible bajar los peajes a los consumidores.

La rebaja, según el regulador, dependerá del tipo de consumidor, pero estima que podría situarse durante todo el periodo en un 26 % para un consumidor doméstico, mientras que para un gran industrial podría ser de un 6,7 %.

Los consumidores de gas natural declarados por las empresas distribuidoras a 30 de junio de 2019 ascendían en España a 7,9 millones, con un aumento interanual de 53.411 (0,7 %), de los que 6,33 millones (80,1 %) se suministran a precio libre y 1,7 millones (19,9 %) con la tarifa de último recurso (TUR) o regulada.