Diario Vasco

Roma, 31 jul (EFE).- El barco Alan Kurdi de la ONG alemana Sea-Eye rescató hoy a 40 migrantes en el Mediterráneo central a unas 30 millas de la costa de Libia, confirmaron a EFE fuentes de la organización.

Entre los rescatados hay dos mujeres, una de las cuales está embarazada, un bebé y dos niños pequeños, añadió la ONG que desde hace un par de días se encontraba en la zona.

Los migrantes dijeron que habían salido de la ciudad libia de Tagiura, al este de Trípoli, durante la noche y que provienen de Nigeria, Costa de Marfil, Ghana, Malí, Congo y Camerún.

El barco pedirá ahora a las autoridades que se les indique un puerto para desembarcar y el más cercano es el de la isla italiana de Lampedusa.

Pero como en otras ocasiones se prevé un nuevo pulso con el Gobierno italiano y el ministro del Interior, Matteo Salvini, que impedirá el desembarco.

En el último rescate del Sea Watch del pasado 7 de julio, al final fue Malta quien autorizó la llegada de los 65 migrantes rescatados en aquella ocasión tras haber llegado a un acuerdo de reubicación con otros países europeos.

Sin embargo, Malta no dejó atracar al Alan Kurdi y transbordó a los migrantes a naves de las Fuerzas Armadas maltesas.

Este nuevo rescate se produce mientras la patrullera "Gregoretti" de la Guardia Costera italiana espera atracada en el puerto de Augusta, en Sicilia, con 116 migrantes a bordo, ante la falta de autorización por parte de Salvini.

Salvini ya confirmó en un tuit del 29 de julio que el Alan Kurdi estaría "fuera de Italia" y criticó la iniciativa de la ONG de recoger fondos explicando que cuesta 14 euros recorrer una milla marítima.