Diario Vasco

Córdoba, 14 jul (EFE).- El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), José Carlos Gómez Villamandos, ha reconocido que los casos de cursos, másteres y tesis doctorales irregulares entre la clase política han hecho "mucho daño como sistema".

En declaraciones a Efe, el también rector de la Universidad de Córdoba (UCO) ha manifestado que "cuando surgen estas cosas a todos nos cae como un jarro de agua fría", si bien cree que "de forma individual" las universidades "han seguido manteniendo la credibilidad en sus territorios".

También ha pedido que los partidos políticos estén "lo más alejados" de la toma de decisiones en la Universidad, aunque ha defendido que la institución es "política con mayúsculas".

"La Universidad es política con mayúsculas", ha reivindicado el rector cordobés, ya que "de como haga la Universidad su trabajo, y la escuela su trabajo, va a depender el futuro", por lo que la reforma de la ley universitaria es "clave" para el futuro de la sociedad.

Villamandos ha aludido al "gobierno" de la universidad y ha lamentado que algunas formaciones políticas se refieran al "modelo de las cajas de ahorro" o de "tiempos pasados", si bien ha reconocido que es "evidente" la necesidad de un cambio en la gobernanza, aunque ha matizado que "más en la interna" que en la "elección del rector".

Ha apuntado que el sistema universitario español es uno de los "más equitativos" del mundo y que la "igualdad de oportunidades es el "camino a transitar, y nunca estaremos satisfechos" en ese sentido.

Asimismo, ha criticado que se utilice la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU) como "herramienta política arrojadiza" sin "analizar las situaciones", y ha explicado que en septiembre se creará un grupo de trabajo para estudiar las "distorsiones" que se pueden producir en la "aplicación de la norma".

El rector ha asegurado que las universidades están "disconformes" con el hecho de que en "casos puntuales" la prueba no estuviera disponible en lengua castellana en los centros de Cataluña y ha resaltado que en casos como estos es donde se muestra que la "igualdad de oportunidades es clave" en un Estado democrático.

"El castellano es la lengua oficial y debería garantizarse en todo momento que los estudiantes que quieran hacer la prueba en castellano lo hagan en esa igualdad de oportunidades", aunque ha matizado que las incidencias "puntuales" se corrigieron "inmediatamente".

Además, ha recordado que la Universidad es un "foco de la sociedad" y, por tanto, la institución debe "asumir ciertas responsabilidades", por lo que todo lo que lleve a la "crispación" en Cataluña debería estar "alejado de la universidad".