Diario Vasco

Barcelona, 14 jul (EFE).- El grupo químico alemán Basf prevé que antes de acabar el año "se doble como mínimo" la plantilla del centro digital global que la multinacional ha abierto en Madrid e invertirá este año unos 10 millones en el complejo industrial que tiene en Marchamalo (Guadalajara).

En una entrevista concedida a Efe, el director general de Basf Española, Carles Navarro, ha asegurado que de los 25 empleados actuales contratados para Madrid se pasará al menos a unos 50, aunque la empresa mantiene su intención de alcanzar los 300 trabajadores en un plazo de "dos años o tres como máximo".

El pasado 12 de marzo Basf anunció que había abierto en Madrid un centro mundial que creará soluciones digitales innovadoras para los clientes y las empresas de la multinacional en todo el mundo.

Los profesionales contratados ya han empezado a trabajar en los primeros proyectos para la multinacional, que está satisfecha con el trabajo realizado y quiere dotarlo de más medios personales, ha explicado Navarro.

Con este proyecto, Basf trata de ir poco a poco "internalizando tareas de desarrollo de software" que hasta ahora se estaban encargando a terceros.

Por otra parte, Basf dio a conocer en marzo que invertiría un total de 62 millones este año en España, en lo que supone la mayor inversión de esta multinacional en el país en la última década.

Basf precisó entonces que la mitad de esos fondos se destinarían al complejo industrial de Tarragona, para invertir en mejoras medioambientales, en aumentar la seguridad en el proceso de producción o bien en 'digitalización' de las plantas, aunque no concretó la inversión destinada a la planta de Guadalajara.

Navarro ha avanzado que, de esta cuantía global, el centro de producción de Marchamalo (Guadalajara), que consta de cuatro plantas productivas, entre ellas dos de pintura, recibirá este año unos 10 millones de euros.

De hecho, ha explicado que Basf ha invertido 2,5 millones en renovar por completo el centro de formación para clientes de pinturas que Basf tiene también en esa población.

La nueva instalación se inaugurará este mes y se utilizará para formar al personal de los talleres de coches que usan las pinturas de Basf en sus reparaciones.

Por otra parte, Navarro, máximo responsable de las actividades de Basf en la península ibérica, ha dicho que Basf "no desocupará ninguna planta" en España, sino que trabaja por mantener o aumentar el empleo.

Preguntado por las perspectivas de futuro del complejo que Basf tiene en La Canonja (Tarragona), la mayor planta que Basf tiene en el sur de Europa, Navarro ha dicho que sus perspectivas son "buenas", ya que "gradualmente se están eliminando algunas de las restricciones que tenía a la hora de competir".

En particular, Navarro se ha mostrado "optimista" de que en los próximos años la planta estará en "mejor posición para competir por nuevos proyectos" una vez que se autoricen las redes cerradas de distribución y que disponga de ancho de vía internacional, algo previsto para el 2021.

"El calendario se ha incumplido muchas veces, pero la percepción es que estamos en la fase final", ha dicho respecto al llamado tercer hilo, es decir, al raíl que permita transportar mercancías en ancho de vía internacional desde Tarragona.