Diario Vasco

Redacción Deportes, 13 jul (EFE).- La selección española de rugby 7 femenino se clasificó este sábado para los cuartos de final del Preolímpico de Kazán (Rusia) al cabo de una primera jornada perfecta, en la que batió sucesivamente a la República Checa, Rumanía e Irlanda.

El debut de España en el Tsentralny Stadion de Kazán fue plácido, ya que la República Checa, procedente de la segunda categoría continental, no fue rival para una España que controló en defensa en los primeros minutos antes de que Patricia García posase el primer ensayo tras una ruptura por el centro.

Otra larga secuencia defensiva de las jugadoras dirigidas por Pedro de Matías permitió a María Casado robar el oval y servir a Amaya Erbina, que corrió sin oposición para anotar entre palos, dejando así el encuentro casi decidido (14-0) al descanso.

Las checas sorprendieron en el inicio del segundo tiempo al marcar mediante Pavlina Cuprova, pero una incursión diagonal de Olivia Fresneda permitió que volviera a estirar la ventaja una selección nacional que redondeó el marcador (35-7) con nuevos ensayos de María Losada y María García Gala.

Rumanía tampoco opuso seria resistencia a una España que vivió otro duelo confortable, en cuya primera mitad fluyó el rugby ofensivo y marcó por medio de Paula Requena, Anne Fernández de Corres, Olivia Fresneda y Bárbara Pla.

La segunda mitad, con más imprecisiones debido a que las españolas ya guardaban fuerzas para el trascendental partido frente a Irlanda, se saldó con un solo ensayo, obra de Fresneda tras un gran pase de Patricia García, que casi clonaba el marcador (35-0) del encuentro ante la República Checa.

En el partido decisivo para ser primeras de grupo y facilitarse el cruce de cuartos, Irlanda arrancó con una larga acción ofensiva que no fructificó gracias a una excelente defensa de las españolas, que, con su primer balón de ataque, encadenaron varias fases para mandar a Lide Erbina a la zona de ensayo adversaria.

Un robo de la autora de la marca en el subsiguiente saque de centro permitió otra combinación eficiente de la línea española que culminó Olivia Fresneda para poner una distancia de dos anotaciones al descanso (12-0).

En superioridad numérica por la exclusión de Megan Burns, Bárbara Pla contraatacó al comienzo del segundo periodo para anotar entre palos y convertir en inútil la reacción de las irlandesas, que acortaron diferencias mediante Lucy Mulhall en los instantes finales (19-5).

La primera posición del grupo C le ha valido a España un cruce asequible frente a Polonia, segunda del grupo A, que se disputará el domingo por la mañana y será, con toda probabilidad, el preludio de una semifinal de alta tensión frente a Rusia, anfitriona y favorita para el triunfo final.