Diario Vasco

Valencia, 13 jul (EFE).- El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, espera que dentro de un tiempo la derecha democrática, que se ha "alejado del centro político hacia la extrema derecha", se reposicione y se aleje de posiciones "radicales", lo que será "bueno" para la comunidad y para España.

Puig ha manifestado durante Los Desayunos de la Agencia EFE en el Colegio de Abogados de Valencia que la presencia de la extrema derecha en las instituciones "ha arrastrado a las derechas democráticas hacia posiciones más radicales", lo que no ayuda a la relación entre las fuerzas políticas.

El presidente ha alertado de que "no se puede en absoluto trivializar" sobre lo que significa la extrema derecha, con sus "ataques" a la libertad individual, los derechos sexuales o la identidad de los valencianos, y ha avisado de que si la derecha democrática se "asocia" a eso habría un "retroceso enorme".

En su opinión, la "carrera por el liderazgo de la derecha" entre el PP y Ciudadanos que se ha visto al inicio de esta legislatura en Les Corts Valencianes ha llevado a aumentar en el hemiciclo una "crispación" que no existe en la sociedad, y ha afirmado que hará "todo lo posible para que no esté en la calle".