Diario Vasco

Saint Etienne , 13 jul .- El español Pello Bilbao (Astana) aseguró, tras el enorme trabajo de su equipo en la etapa de del sábado, que esa actitud "es la seña de identidad" de la escuadra, que luchará por una plaza en el podio de su líder danés Jakob Fuglsang.

"Llevamos el peso de la persecución para intentar ganar la etapa con Lutsenkoy estar delante para evitar cualquier peligro para Jakob Fuglsang. Era un recorrido complicado, por carreteras peligrosas, muy técnicas, y había que estar atentos y bien colocados".

"Todo el equipo Astana ha estado combativo, pero siempre vamos a jugar así, es la seña de identidad del equipo. No nos vamos a guardar nada, lo vamos a intentar siempre, a veces saldrá y otras no", dijo en meta el ciclista vasco.

Bilbao lamentó no haber podido disputar la etapa después los ataques de los franceses Alaphilippe y Pinot, que se marcharon en persecución del belga Thomas De Gendt, vencedor de la etapa.

"Cuando atacaron Alaphilippe y Pinot ya me desentendí al acabar mi trabajo. Han sacado 20 segundos, que no es mucho, pero ha sido una pena no haber podido responder a ese ataque".

Sobre sus ambiciones personales en esta Tour, el vencedor de dos etapas en el Giro de Italia antepuso los intereses del equipo en la pelea por la general, sin descartar "alguna oportunidad".

"Aquí mi función es estar junto a Fuglsang en la montaña, y luego ya veremos si puedo luchar por una etapa. Tengo piernas y espero la montaña. pero insisto en que el objetivo principal es el podio para nuestro líder".