Diario Vasco

Alzira , 13 jul .- El presidente del Valencia, Anyl Murthy, se comprometió este sábado, ante más de un millar de peñistas, a "luchar con todo el esfuerzo" para hacer "felices" a los aficionados esta temporada, tras advertir que "el Valencia está muy vivo".

El presidente valencianista hizo estás declaraciones durante la celebración de la vigésimo quinta Convención de Peñas del Valencia CF, celebrada en Alzira.

Murthy también aseguró que entre las intenciones del club figura que en la entidad "crezca cada día el arraigo y sentimiento valencianista", un objetivo que considera que están consiguiendo al recordar que las peñas existentes en el extranjero han pasado de 5 a 15 en poco tiempo y que la suma total supera las 350.

Además, el singapurés insistió en que el Valencia intensificará sus esfuerzos para seguir creciendo "en el 'fair play'" y culminó su intervención resaltando la "excelente acogida de los abonos" para la próxima temporada.

Asimismo, el técnico Marcelino García Toral apeló a la humildad porque es "un tesoro que permitirá ver la realidad" y porque con ella "seremos capaces de repetir el éxito logrado la pasada temporada".

El entrenador valencianista añadió, junto a la Copa del Rey lograda en la final contra el Barcelona, que está convencido de que el título obtenido les ha hecho "más fuertes a todos" y que les ayudará a "lograr objetivos muy difíciles".

La unión y el trabajo, junto a otros valores, fueron a su juicio determinantes para derrotar en la final del pasado 25 de mayo al Barcelona, del que recordó que "ha ganado cinco de las últimas seis ediciones de la Copa del Rey".

También habló en el acto el guardameta de la final, Jaume Doménech, que fue muy aplaudido por los peñistas y agradeció el apoyo de los aficionados "en los momentos difíciles" además de mostrarse "muy ilusionado" ante las cuatro competiciones de la temporada que comenzará el próximo 17 de agosto, "porque todos juntos podemos estar en lo más alto", agregó.

Los 1.100 peñistas asistentes a la convención hicieron largas colas, primero para fotografiarse con la Copa del Rey, y posteriormente con el técnico y los jugadores Jaume Doménech, Geofrey Kongdogbia y Kevin Gameiro, también presentes en Alzira.