Diario Vasco

Mâcon sueña más con Griezmann

Mâcon , 13 jul .- Mâcon, la pequeña localidad de la Borgoña francesa, conocida por sus vinos, su paseo fluvial, por ser la cuna del poeta Alphonse Lamartine y, desde hace unos años, por haber visto nacer a Antoine Griezmann.

Sus habitantes se muestran orgullosos del futbolista y felices de su fichaje por el Barcelona, que le permitirá "seguir creciendo y ganar muchos más trofeos con el club más grande del mundo", según confiesa Hipolite Viard, un joven que estudió con el hermano del futbolista.

"No lo va a tener fácil, pero creo que acabará por hacerse con un puesto en el once titular. Y creo que va a conectar muy bien con Leo Messi", afirma este estudiante que acompaña a su novia a resolver unos problemas burocráticos al ayuntamiento de la ciudad.

El fichaje del delantero por el Barça es el tema de conversación junto con el paso del Tour de Francia, que lanzará su octava etapa desde esta pequeña localidad de casi 35.000 habitantes.

Julian Thibaut, estudiante de 18 años, viste una camiseta del Olympique de Marsella, pero asegura que ya pronto se comprará la nueva del Barcelona con el nombre de Griezmann.

"Tengo en casa una de Messi, pero creo que me pondré más la de 'Grizzi'", afirma el joven.

"Va a un club más importante, más internacional. Creo que es bueno para él. Pero creo que también va a ser muy bueno para el Barcelona", afirma este habitual de las gradas del equipo de fútbol local donde se ha cruzado con el padre del nuevo delantero blaugrana.

"En el Atlético de Madrid ya había tocado techo, creo que irse al Barcelona le abre una buena oportunidad de progresar", opina Lionel Champanais, que vende vinos de la región en un puesto callejero en una céntrica arteria peatonal del pueblo.

Aunque reconoce que tendrá que ganarse el puesto "porque en el Barcelona todos son buenos", está seguro de que acabará conectando con Messi y "juntos van a hacer un gran tándem".

"Su nombre va unido al de Mâcon, que a su vez da nombre a los vinos de la región. Aunque el fútbol tenga poco que ver con el vino, creo que es bueno que se hable", asegura.

"Griezmann ha dado más a conocer Macon que Lamartine", asegura Albert Patrick, amigo de la familia de Griezmann, con quien se junta de vez en cuando "cuando viene al pueblo a escondidas, para no levantar mucho revuelo".

El poeta romántico y político decimonónico está muy presente en los nombres de calles y plazas, pero Griezmann le supera en las cafeterías del centro, donde es normal encontrase con su foto.

Patrick recuerda que se marchó muy joven y que poca gente le recuerda, pero que todos en el pueblo se sienten orgullosos de su convecino.

"Yo tengo recuerdos de infancia de él. Me gustaría que creciera como futbolista en Barcelona, que ganara para empezar una Liga de Campeones y, luego, ya se verá,...", asegura.

También señala que los puestos de titular están caros en el Barça, pero tiene confianza en sus opciones para hacerse con uno: "Es un chico muy duro, un trabajador, siempre ha sido así y creo que acabará por dejar su impronta en el Barcelona como la ha dejado en el Atlético de Madrid".

"Espero que marque muchos goles, que honre el nombre del pueblo", asegura Kevin Charbonier, que reconoce que Griezmann "se ha convertido en un emblema del pueblo".

"Cuando se oye que ha venido, el pueblo se llena de gente para ver si se lo encuentran", afirma este comerciante.

Nathalie procede del barrio de Pioux, el mismo en el que creció Griezmann. "Un barrio popular, como lo era su familia, muy modesta. Recuerdo que eran buena gente, sencilla", asegura esta administrativa que lamenta que el fútbol francés no fuera capaz de reconocer su talento.

"Le rechazaron porque era bajito. Es una pena. Ahora se demuestra que ese no era un obstáculo para que sea un grandísimo futbolista", señala.