Diario Vasco

Redacción deportes, 13 jul (EFE).- El regreso del croata Luka Modric a los entrenamientos del Real Madrid en Montreal (Canadá) tras superar sus molestias físicas, destacó en la cuarta jornada de pretemporada, en la que se recordó a Farid Zidane, hermano del entrenador blanco, fallecido horas antes.

Con David Bettoni de nuevo como máximo responsable técnico ante la ausencia del entrenador francés, los integrantes de la primera plantilla guardaron un minuto de silencio en memoria de su hermano antes de iniciar el entrenamiento en las instalaciones del Montreal Impact, donde se ejercitan en el inicio de la pretemporada en Canadá desde el pasado 10 de julio.

Según informó el Real Madrid en un comunicado, el equipo inició su cuarto día de trabajo "con una exigente sesión que volvió a combinar carga física y ejercicios con balón" y en la que el malagueño Brahim trabajó en el interior de las instalaciones.

Los jugadores completaron un circuito de ejercicios de fuerza y potenciación muscular en la primera parte, tras lo cual se trabajó con balón, se practicó la posesión y se llevaron a cabo ejercicios de habilidad, añade la nota de prensa.

El equipo, que debutará en su primer partido veraniego frente al Bayern de Múnich el próximo 21 de julio en Houston, volverá a entrenarse en Montreal este sábado a las 17:30 hora local (23:30 hora española).