Diario Vasco

Oeiras , 13 jul .- La banda española Vetusta Morla volvió hoy a demostrar su fuerza encima del escenario y convirtió el NOS Alive en su "casa", en su regreso al festival portugués por el que ya pasaron hace tres años.

"Gracias por transformar el festival en nuestra casa", agradeció el energético vocalista del grupo, Pucho, incansable durante todo el espectáculo, en el que se sumergió literalmente entre el público de la última jornada del NOS Alive.

En el Paseo Marítimo de Algés, en Oeiras, a 10 kilómetros de Lisboa, el sexteto madrileño hizo una presentación de sus mejores éxitos que sirvió no sólo como tarjeta de visita para el público portugués sino también para agradar a los miles de hispanohablantes que se hacían oír frente al escenario principal.

El regreso de Vetusta Morla al festival luso arrancó con "Deséame suerte", tema inaugural de su cuarto y último trabajo, "Mismo Sitio, Distinto Lugar", al cual volvieron diversas veces a lo largo del espectáculo.

Del exitoso disco de 2017 salieron también canciones como la satírica "Palmeras en la Mancha" o "La vieja escuela", nostálgico himno homenaje a los ídolos musicales de la adolescencia que mostró en el escenario luso la verdadera fuerza del grupo en directo.

Pucho, hablando en un portugués muy logrado que consiguió confundir a parte del público español, dedicó el concierto al "amor", algo que el vocalista consideró "muy importante en tiempos tan oscuros", antes de lanzarse con "Maldita Dulzura".

Pero fue con "Copenhague" cuando llegó el primer gran momento "karaoke" de la tarde, en el que la banda cedió el micrófono a los asistentes durante toda la segunda estrofa de su tema más icónico.

El elevado volumen de las voces del público se repitió con "Valiente", "Sálvese quien pueda" o "El hombre del saco", con las que mostraron la intensidad con la que Vetusta Morla es capaz de actuar.

El punto final de la quinta actuación de Vetusta Morla en Portugal -que además del NOS Alive de 2016 suma dos conciertos en solitario en Oporto y otro en Lisboa- llegó con la apoteósica "Los días raros", con la que demostraron que no tienen nada que envidiar a las bandas internacionales que encabezaban el cartel de este sábado.

Además de Vetusta Morla, la jornada de cierre de la 13ª edición del NOS Alive -uno de los principales festivales de música de Portugal- cuenta con las actuaciones de nombres como The Chemical Brothers, Bon Iver, The Smashing Pumpkins o Thom Yorke.

En las jornadas previas ya pasaron por sus escenarios artistas como The Cure, Weezer, Vampire Weekend o los españoles Izal, entre muchos otros.