Diario Vasco

Popayán , 13 jul .- Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU llegaron este sábado, en el último día de su visita a Colombia, al municipio de Caldono, en el suroeste del país, para dialogar con líderes sociales de la zona y exguerrilleros de las FARC y expresarles su compromiso con la paz.

"El objetivo central de esta visita es expresarles nuestro respaldo al proceso de paz en Colombia", dijo el presidente del Consejo de Seguridad, el embajador peruano Gustavo Meza-Cuadra, en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Santa Rosa, situado en el caserío de San Antonio de los Monos.

En esa área rural de Caldono permanecen exguerrilleros de las FARC que completan su proceso de reincorporación social tras firmar el acuerdo de paz con el Gobierno el 24 de noviembre de 2016.

Según el embajador peruano, con la visita también desean "observar todas las opiniones y preocupaciones que puedan existir con respecto a la implementación" de lo acordado.

En la mañana de este sábado los representantes de los 15 países que conforman el Consejo de Seguridad llegaron en helicóptero de la ONU al municipio de Caldono, que hace parte del departamento del Cauca, uno de los más golpeados por el conflicto armado en el país.

La Misión de Verificación de la ONU en Colombia indicó por su parte que en la visita al Cauca se busca también dialogar con los líderes sociales para acompañarlos "en sus esfuerzos por defender la vida a pesar de los desafíos que enfrentan en sus garantías de seguridad".

Según la Defensoría del Pueblo, al menos 462 líderes sociales fueron asesinados en el país del 1 de enero de 2016 al 28 de febrero pasado.

Asimismo, un estudio de la ONG Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo (Indepaz) y el movimiento político Marcha Patriótica sostiene que ya son más de 700 líderes sociales y 135 los excombatientes de las FARC asesinados desde 2016.

En el ETCR San Antonio de los Monos, los miembros de la ONU eran esperados por un nutrido grupo de exguerrilleros que completan allí su reintegración a la vida en sociedad tras la dejación de armas.

En el sitio adecuado para la reunión los representantes observaron algunas mochilas, ruanas, llaveros y vasijas elaboradas por exguerrilleros y lugareños en materiales como guadua y lana.

El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, que acompaña a la delegación de la ONU, resaltó este sábado "el compromiso del presidente Iván Duque en materia de seguridad, apoyo a los proyectos productivos y reincorporación de los exmiembros de las FARC que permanecen en la legalidad".

El Consejo de Seguridad de la ONU llegó el jueves por la noche a Bogotá y ayer tuvo lugar el encuentro con Duque y miembros del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), surgido de la desmovilización de la guerrilla.

En ese encuentro, Duque pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que prolongue por un año más la Misión de Verificación del acuerdo de paz pues considera que "su acompañamiento es vital para este proceso de reincorporación" de los exguerrilleros.

Una vez termine hoy la visita a Caldono, los integrantes del Consejo de Seguridad se trasladarán nuevamente en helicóptero hasta Popayán, capital del Cauca, en donde darán una declaración a la prensa.