Diario Vasco

Barcelona, 13 jul (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, ha lamentado la "campaña de desprestigio terrible" que el independentismo ha puesto en marcha contra su "humilde persona", después de que le hayan propuesto como máximo representante de la diplomacia europea.

El socialista ha rehusado dar por hecho su nombramiento porque antes tiene que pasar un examen de idoneidad -el llamado "hearing"-, y conseguir el voto favorable de dos tercios de la cámara.

Para obtener esta mayoría tan amplia, ha continuado, antes deberá "convencer" a los europarlamentarios de que no es "lo que ellos puedan pensar que es", sobre todo "cuando hay una campaña de desprestigio tan terrible como la que está haciendo el independentismo catalán" contra su "humilde persona".

"Pero bueno, esto son gajes del oficio", ha agregado durante su intervención en la clausura de la escuela de verano del PSC, en la que también ha intervenido el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y el máximo dirigente del partido en Barcelona, Jaume Collboni.