Diario Vasco

Saint-Etienne , 13 jul .- El francés Julien Alaphilippe, que este sábado recuperó el maillot amarillo del Tour de Francia, aseguró que atacó en el último puerto porque "no tenía nada que perder".

"Ha sido un final magnífico, hemos hecho ciclismo como el que nos gusta. No tenía nada que perder, sé que no voy a ganar el Tour y que era difícil conseguir la etapa, pero estando a 6 segundos del amarillo, tenía que intentarlo. No me habría perdonado no hacerlo", aseguró el ciclista del Deceunnick.

"He visto que Tibaut estaba a mi rueda y nos hemos entendido bien entre franceses, aunque estemos en equipos diferentes", aseguró.