Diario Vasco

Roma, 12 jul (EFE).- El vicepresidente del Gobierno de Italia, Matteo Salvini, afirmó hoy que no tiene "ningún problema" con que se investigue si su partido, la ultraderechista Liga, trató de recibir financiación de Rusia, tras las publicaciones que así lo sostienen.

"No tengo ningún problema con que se constituyan comisiones de investigación sobre la financiación de partidos. Podemos hacer hasta siete u ocho, no tenemos nada que esconder", defendió hoy el político en declaraciones recogidas por los medios locales.

La Fiscalía de Milán (norte) investiga si la Liga trató de obtener u obtuvo financiación por parte de Rusia, después de que varios medios hayan publicado reportajes que así lo aseguran.

El primero fue el semanario italiano L'Espresso y después lo hizo el portal de noticias estadounidense Buzzfeed, que además aportó grabaciones de audio en las que se escucha a un colaborador de Salvini hablando supuestamente con funcionarios del Kremlin.

En la grabación, un hombre identificado como Gianluca Savoini, estrecho colaborador del ministro, negocia con los rusos para hacer que la Liga reciba unos 65 millones de euros para sufragar la campaña electoral de las pasadas elecciones europeas.

El encuentro se produjo supuestamente el pasado 18 de octubre, al margen de una visita oficial a Moscú de Salvini, que nunca ha escondido su admiración por el presidente ruso Vladimir Putin y su postura a favor de acabar con las sanciones europeas.

La Liga ha desmentido estas informaciones y ha asegurado que la asociación "Lombardia Russia", presidida por Savoini, "no tiene nada que ver" con el partido del ministro y "nunca ha formado parte de las delegaciones oficiales" de este a Moscú.

Sin embargo los medios han aportado fotografías que muestran a Savoini en todos los viajes de Salvini a Rusia en los últimos años, incluso antes de llegar al Gobierno.

El diario "La Repubblica", del grupo editorial de "L'Espresso", recupera hoy una fotografía tuiteada por Salvini de un encuentro con su homólogo, el ministro del Interior ruso, Vladímir Kolokoltsev, el 16 de julio de 2018 en la que aparece el propio Savoini.

El ministro ultraderechista avanzó hoy acciones legales contra quienes atribuyan a la Liga "hipótesis de corrupción" y sobre este colaborador, dijo: "Voy por ahí con cientos de personas. Lo que hagan y pidan en su nombre no me concierne".

Y se ha dirigido a la magistratura: "Si buscáis rublos en mi casa o en las cuentas de la Liga, no los encontraréis. Considero un error las sanciones económicas a Rusia, pero lo digo gratis. Me surge la sospecha de que estamos molestando a alguien", señaló.

Savoini también participó en la cena de gala que el Gobierno italiano, compuesto por la Liga y sus socios del Movimiento Cinco Estrellas, ofrecieron el pasado día 4 en Roma a Putin.

El primer ministro Giuseppe Conte aseguró hoy que no conoce ni se ha reunido nunca con Savoini y explicó que ha pedido explicaciones de su presencia en aquella velada.

Desde la oposición no cesan las críticas y las exigencias de claridad al ministro ultraderechista y algunos diputados del Partido Demócrata llevaron hoy rublos a la sede de la Liga y de la asociación de Savoini, que según ellos comparten edificio en Roma.

"La Repubblica" además publicó este viernes una información en la que sostiene que la Liga intentó el pasado octubre eliminar el delito de "financiación a partidos por parte de Estados extranjeros" incluido en un decreto anticorrupción del Gobierno.