Diario Vasco

Berlín, 12 jul (EFE).- La herederos del Kaiser Guillermo II, el último emperador de Alemania, reclaman la devolución de decenas de miles de obras de arte, según informa "Der Spiegel".

La revista asegura que la familia Hohenzollern negocia en secreto desde 2013 para buscar un compromiso con la ciudad estado de Berlín, el estado federado de Brandeburgo y el estado alemán.

El príncipe Jorge Federico de Prusia, cabeza de la familia y bisnieto de Guillermo II, considera que una gran cantidad de cuadros, esculturas, libros monedas y muebles son propiedad legítima de los Hohenzollern.

En caso de que el príncipe impusiera su punto de vista la revista considera que al menos dos museos berlineses, el Palacio de Caza en Grünewald y el Neu Pavillon en el parque de Charlottenburgo, se verían obligados a cerrar.

Las pretensiones de los Hohenzollern afectan a numeros palacios, entre ellos el de Sanssouci en Potsdam, además de diversos museos y bibliotecas.

Los Hohenzollern reclaman además el derecho a vivir de forma vitalicia y gratuita en el palacio de Cecilienhof, en la Villa Liegnitz o en el palacio de Lindstedt en Potsdam.

En las negociaciones, según "Der Spiegel", participan el Museo de la Historia Alemana, la Fundación Patrimonio Cultural Prusiano y la Fundación de Palacios y Jardines de Berlin-Brandeburgo.

El estado alemán ha rechazado inicialmente las pretensiones de los Hohenzollern.