Diario Vasco

Río de Janeiro, 12 jul (EFECOM).- El Gobierno brasileño redujo su proyección para el crecimiento de la economía del país l este año desde el 1,6 % de hace dos meses hasta el 0,81 % previsto en un documento divulgado este viernes por el Ministerio de Economía.

La reducción de la proyección de crecimiento refleja las dificultades que enfrenta la mayor economía de Suramérica para recuperarse tras la recesión que el país sufrió en 2015 y 2016, cuando su producto interior bruto (PIB) se redujo cerca de 7 puntos porcentuales.

A partir de entonces la economía ha ido creciendo, un 1,1 % en 2017 y otro 1,1 % en 2018, por lo que la nueva proyección para 2019, del 0,81 %, muestra una posible desaceleración del bajo crecimiento.

La nueva perspectiva del Gobierno se aproxima a la del Banco Central, que el mes pasado redujo su previsión desde el 2 % hasta el 0,80 %, y a la de los economistas del mercado, que la semana pasada bajaron la suya por decimonovena semana consecutiva y la dejaron en el 0,82 %.

Esta es la tercera vez en que el Ejecutivo recorta su previsión de crecimiento del PIB este año tras haber aprobado en 2018 un presupuesto fiscal para 2019 en el que calculaba que el país alcanzaría un incremento del 2,5 %. Esa proyección se redujo al 2,2 % en marzo y al 1,6 % en mayo.

En cuanto a la previsión para 2020, el Ministerio igualmente la redujo, desde el 2,5 % de hace dos meses hasta el 2,2 % de este mes.

El Gobierno, sin embargo, descarta el temor de los economistas de que Brasil pueda enfrentar una nueva recesión técnica, ya que el PIB se retrajo en el primer trimestre de este año y la expectativa del mercado es que registre otro crecimiento negativo en el segundo trimestre.

La economía brasileña se retrajo un 0,2 % en el primer trimestre de este año frente a los últimos tres meses de 2018.

En caso de cerrar un nuevo trimestre en negativo y acumular dos consecutivos de caída, el país entraría en lo que se considera "recesión técnica".

Pero, de acuerdo con el Ministerio de Economía, los indicadores mensuales disponibles hasta ahora indican que en el segundo trimestre la economía seguirá su recuperación, aunque de forma lenta.

El Gobierno considera que la recuperación comenzará a acelerarse con la aprobación de la reforma al sistema de pensiones y jubilaciones propuesta por el presidente Jair Bolsonaro.