Diario Vasco

Sevilla, 12 jul (EFE).- El centrocampista brasileño Fernando Reges ha dicho este viernes, en su presentación como futbolista del Sevilla, que está "muy contento por estar en este gran club" después de una negociación "difícil con los turcos" del Galatasary, que "no querían que saliera".

Fernando ha reconocido que no guarda "buenos recuerdos" del estadio Sánchez-Pizjuán, donde ha jugado con otros equipos, aunque espera ganar ahora "los máximos partidos posibles con la gente a favor" en un equipo en el que volverá a coincidir con Jesús Navas y Nolito, sus excompañeros en el Manchester United.

"Todavía no he hablado con ninguno de los dos, aunque ya sé de la exigencia del club. El sábado podremos charlar un poco", ha apuntado el octavo refuerzo sevillista, quien ha asegurado que llega "bien físicamente, incluso para jugar mañana" el primer amistoso de la pretemporada.

El presidente del Sevilla, José Castro, ha declarado en la misma rueda de prensa que vive "un verano único" porque "están llegando jugadores en el menor tiempo posible" gracias al "esfuerzo grande" de la dirección deportiva que dirige Ramón Rodríguez 'Monchi', quien "trabaja constantemente para tener el equipo que quiere lo más rápido posible".

"No recuerdo una campaña con ochos fichajes en julio", ha apostillado el dirigente utrerano.

Monchi, por su parte, ha dicho que Fernando "siempre ha sido objetivo del Sevilla, pero en anteriores ocasiones no se pudo realizar" el fichaje y ha indicado que, a pesar de sus casi 32 años, tiene "recorrido".

El técnico gaditano ha explicado que ha sido "una negociación muy difícil, pero la voluntad del jugador y la paciencia del club, han sido claves" para fichar a un futbolista que el entrenador, Julen Lopetegui, deseaba "para ese puesto de sostén del equipo" por su "trabajo y la salida de balón que tiene".

Monchi ha agregado que el trabajo de planificación debe centrarse también" en "dar las salidas necesarias", por lo que en los próximos días "puede pasar cualquier cosa" porque la idea del club sobre los jugadores que deberían salir "está más que madurada pero el trabajo está basado en el respeto al profesional".