Diario Vasco

Badajoz, 12 jul (EFE).- Los jugadores de la NBA José Manuel Calderón, de los Pistons de Detroit, y Willy Hernangómez, de los Charlotte Hornets, han participado este viernes en los entrenamientos de los equipos finalistas de los Juegos Extremeños del Deporte Especial (JEDES), en Badajoz.

Estos juegos son una de las actividades del campus que organiza el base de Villanueva de la Serena a lo largo de la semana. Calderón ha asegurado que se trata de un premio a la temporada y a todo el esfuerzo que hacen para ganar, las aproximadamente 15 personas con algún tipo de discapacidad que han participado y que siempre pasan un buen rato.

El jugador de los Detroit Pistons ha bromeado con ellos al decirles que como son los mismos equipos del pasado año, se verán también en la próxima edición, a lo que ellos han contestado que llegaban fácil a la final de los juegos extremeños porque son los dos únicos equipos que compiten.

Esta actividad es una colaboración que hacen con NBA Cares, que se centra en el deporte inclusivo, y en años anteriores ha contado con la presencia de estos jóvenes durante todo el campus pero acababan muy cansados, por lo que en esta edición se ha realizado este entrenamiento, donde se les ha dado una camiseta.

Respecto al campus, Calderón ha afirmado que se ha desarrollado bien, como siempre, y ha destacado que cada año, gracias a los monitores y la gente que lo organiza, es más sencillo para los niños.

Ha habido días que, debido al calor, se han modificado un poco los planes y en vez de hacer tanto entrenamiento, como estaba previsto, se ha hecho un poco más de piscina.

Además, ha explicado, algunos de los niños están acostumbrados a entrenar un par de veces a la semana y llegar al campus y hacerlo siete días seguidos no es fácil de aguantar, aunque lo han hecho como "campeones".

"Luego quieren jugar más, están por la noche con los partidos de 3x3 y con la música, y aún quedan esta tarde los partidos finales y conocerán a Hernangómez", ha agregado.

Para el extremeño, este campus tiene el baloncesto como excusa porque "lo bueno es ver los grupos, la gente que se han hecho amigos de todas partes de España y ver las caras de felicidad".

A Willy Hernangómez le ha parecido bastante especial visitar Badajoz para compartir un rato con Calderón y los integrantes de los JEDES para seguir "aprendiendo y disfrutando".

"Sobre todo ves las caras de ilusión, de esfuerzo y la alegría que les da pasar un rato y jugar con ellos", ha añadido.

El de Charlotte Hornets ha indicado que es algo que le emociona, con lo que lo ha pasado muy bien y ya ha anunciado que el próximo año, como van a volver a ganar los dos equipos, se verán de nuevo en esta actividad.