Diario Vasco

Buenos Aires, 12 jul (EFECOM).- Argentina registró en junio pasado un déficit fiscal primario de 6.598 millones de pesos (140,6 millones de euros), lo que supone una reducción interanual del 88,4 %, y logró en el primer semestre tener superávit primario, algo que no ocurría desde 2011.

Según indicó este viernes el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en rueda de prensa, en el primer semestre del año el resultado primario fue positivo, alcanzando los 30.221 millones de pesos (707,6 millones de euros), equivalente al 0,1 % del PBI.

Dujovne destacó que Argentina no lograba un primer semestre con superávit en sus cuentas públicas desde 2011.

En la primera mitad de 2018, el país registró un déficit primario de 105.825 millones de pesos (.2.254 millones de euros). Esta mejora se produjo a partir de que en el primer semestre de esta año los ingresos crecieron un 48,2 % en términos interanuales, 14 puntos porcentuales más que los gastos primarios (33,8 %).

En tanto, el resultado financiero, que incluye el pago de los intereses de la deuda, fue en el primer semestre de un déficit de 287.202 millones de pesos (6.118 millones de euros), equivalente al 1,3 % del PBI.

Argentina firmó en 2018 con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un acuerdo de asistencia financiera a tres años, por un total de 57.300 millones de dólares.

En ese pacto, Argentina se comprometió a alcanzar en 2019 el equilibrio fiscal primario, desde un déficit en 2018 equivalente al 2,4 % del PIB.

"Estamos convergiendo a cerrar el año con equilibrio primario", aseguro este viernes Dujovne.