Diario Vasco

Barcelona, 12 jul (EFE).- La competición de patinaje alpino de los Juegos Mundiales acabó este viernes con otros dos títulos para Alemania, que se lleva nueve medallas de oro de diez posibles en este deporte.

La última prueba de eslalon paralelo se saldó con otros dos triunfos germanos: el de Manuel Zorlein, en categoría masculina, y el de Manuela Schmohl, en femenina.

Sólo el letón Miks Zvejnieks, en la prueba de eslalon gigante, ha sido capaz de romper la hegemonía de Alemania, que ha cosechado en total 9 medallas de oro, 6 de plata y 8 de bronce. Además, sus patinadoras han logrado todos los puestos del podio con la lógica excepción de la prueba por equipos, que también ganaron.

En la prueba de eslalon Paralelo que se ha celebrado hoy en el circuito del Parc de Montjuïc-Passeig del Migdia, Zorlein ha batido al letón Zvejnieks.

En la primera manga, el alemán ha conseguido imponerse por sólo tres centésimas de segundo y en la segunda, Zvejnieks se ha caído. Sven Ortel ha obtenido la medalla de bronce a costa del polaco Michal Styrylski.

En mujeres, Manuela Schmohl ha batido en las dos mangas a Claudia Wittmann, mientras que Ann-Krystina Wanzke ha sido tercera. Con su victoria, Schmohl ha logrado el primer oro en estos Juegos Mundiales, lo que las otras dos patinadoras alemanas ya habían conseguido los días precedentes.