Diario Vasco

Santa Cruz De Tenerife, 12 jul (EFE).- El mediocentro madrileño de CD Tenerife, Aitor Sanz, afronta la nueva temporada con el conjunto blanquiazul "con mucha ilusión" y como "una segunda oportunidad", después de haber estado lesionado desde marzo de 2018.

Aitor Sanz, que es uno de los capitanes del equipo y ha empezado a entrenar con normalidad casi un año y medio más tarde, ha reconocido que está "como un niño con zapatos nuevos".

El centrocampista ha relatado que en los primeros entrenamientos de la pretemporada no ha tenido ninguna molestia, al tiempo que ha dicho que, aunque el equipo médico observará su estado físico, en su cabeza "está ser uno más de la plantilla".

"Su juego se basa en tratar bien la pelota, fue de sus primeras pautas", ha dicho sobre Aritz López Garai.

"Llevo mucho tiempo aquí y cuando vienes de no hacer una buena temporada, hay más nerviosismo de lo habitual. Pero se ha demostrado siempre que formamos una plantilla buena", ha dicho.

Aitor Sanz ha recalcado que el trabajo de pretemporada trata "de ser competitivos a partir del día 18 de agosto", mientras que ha relatado que es posible "esperar un poco en el mercado" para la confección de la plantilla, aunque ha insistido en que confían "en el trabajo de la dirección deportiva".