Diario Vasco

Madrid, 14 jun (EFE).- El jugador hispano-congoleño Serge Ibaka, que ha logrado siete años después de su última final de la NBA, consagrarse con el anillo de baloncesto con los Toronto Raptors, confesó que este éxito le hace sentir "como un campeón".

Ibaka, quien aseguraba antes de la final "tener mucha hambre" por el título, aprovechó para enviar un mensaje a todos los aficionados que celebraron este jueves la victoria sobre los Golden State Warriors: "A todo aquel que nos apoyó durante la temporada, a todos los fanáticos en Toronto, a todos en Canadá, esto es por ustedes".

Después de haber vencido a uno de los favoritos para llegar a la final de la NBA, los Milwaukee Bucks, Serge Ibaka sabía que las posibilidades con los Toronto Raptors estaban servidas para lograr por fin su ansiado anillo de baloncesto, después de haberlo intentado con los Oklahoma City Thunder.

Este jueves, el internacional español puso la guinda al pastel sellando una temporada excepcional, en la que dio a los Toronto Raptors una nueva imagen defensiva que lo posicionó dentro del equipo y que motivó a que su entrenador Nick Nurse considerara tener no un quinteto elegido sino un 'septeto' con su compañero Fred VanVleet.