Diario Vasco

Bucarest, 14 jun (EFE).- La Asamblea Digital 2019, el foro más importante de la Unión Europea (UE) en materia de convergencia digital, se ha adherido este viernes a la exigencia del Comité de las Regiones (CdR) de que el futuro mercado interno digital sea inclusivo y abarque por igual todo el territorio comunitario.

"Debemos garantizar que el proceso de digitalización en Europa es completamente inclusivo y ninguna comunidad se quede fuera", dijo el vicepresidente del CdR, Markku Markkula, en el acto de clausura de la asamblea.

"Es de una importancia crucial que las soluciones digitales y sostenibles sean asequibles y estén disponibles para todos", insistió el político finlandés.

Para lograr ese objetivo, "debemos conectar internet a los sectores del transporte, a la eficiencia energética y a la economía circular, de manera que unamos la digitalización de Europa a los logros de la UE en los objetivos sobre energía, cambio climático y los objetivos del Milenio", agregó.

La propuesta del Comité de las Regiones adoptada por la Asamblea Digital, plasmada en el documento "Una Europa digital para todos", incluye la creación de un índice local sobre digitalización social y económica que permita abordar este asunto de forma diferenciada, de acuerdo con las circunstancias propias de cada región.

"La revolución digital comienza a nivel local", afirmó Markkula, que insistió en el principio del CdR de dar protagonismo a las autoridades locales y regionales para hacer frente a las especificidades de cada área geográfica.

Durante la Asamblea Digital 2019, el presidente del Consejo Minero de Tipperary (Irlanda), Michel Murphy, recibió una asignación de 15.000 euros para instalar wifi gratuito en su región.

Este paquete de ayuda ha llevado ya la conexión inalámbrica a internet gratis a cientos de pueblos y ciudades de España y de toda la UE.

En Bucarest Markkula participó también en una conferencia sobre el papel de las administraciones regionales y locales en la transición energética, organizada por el CdR, la CE, la presidencia rumana de la UE y la Asociación de Municipios de Rumanía.

En los distintos paneles, expertos y dirigentes del Comité de las Regiones y otras instituciones europeas reflexionaron el miércoles y el jueves sobre la cooperación entre los distintos niveles de gobierno y la sociedad civil a la hora de aplicar el Plan Estratégico en Tecnologías Energéticas de la UE.

En paralelo, la Comisión de Medio Ambiente, Cambio Climático y Energía (ENVE) del CdR celebró una reunión en la que se acordó solicitar a la CE que destine 4.800 millones de euros de sus presupuestos para 2021-2027 a apoyar la transición energética en las regiones dependientes del carbón.