Diario Vasco

(Actualiza con declaración de los directivos)

Ciudad del Vaticano, 14 jun (EFE).- El papa Francisco exhortó este viernes a los directivos de las petroleras a apostar por una "transición energética radical" si se quiere salvar el planeta y para que "nuestros hijos no tengan que pagar el coste de la irresponsabilidad de nuestra generación".

Francisco dirigió hoy su discurso ante los responsables de compañías petrolíferas que se han reunido en estos días en el Vaticano bajo el lema "La transición energética y el cuidado de la casa común".

"Es necesaria una transición energética radical para salvar nuestra casa común", dijo Francisco, que ya en 2008 había recibido a los directivos de las multinacionales energéticas.

Francisco advirtió de que "la actual crisis ecológica y en especial el cambio climático amenazan el futuro de toda la familia humana" y que durante mucho tiempo se han "ignorado, colectivamente, los frutos de los análisis científicas y las previsiones catastrofistas, que ahora no se pueden mirar con desprecio o ironía".

"Tenemos que reaccionar con responsabilidad considerando el impacto de nuestras acciones a corto y largo plazo", agregó el pontífice argentino.

Y aseveró: "No podemos permitir el lujo de esperar que otros lo hagan o dar prioridad a las ventajas económicas a corto plazo. La crisis climática nos pide una acción determinada ahora y aquí".

Lamentó además que son los pobres los que más sufren el impacto de la crisis climática y que "las futuras generaciones van a heredar un mundo muy estropeado".

"Nuestros hijos no tendrían por qué pagar el coste de la irresponsabilidad de nuestra generación. No es justo que tengan que pagar por nuestra responsabilidad", dijo el papa.

"El futuro es nuestro, gritan los jóvenes y tienen razón", agregó Francisco.

Durante la mañana, un grupo de jóvenes que apoyan la iniciativa de la adolescente sueca Greta Thumberg, a favor de huelgas escolares los viernes para llamar la atención sobre la emergencia climática, se manifestaron ante la basílica de San Pedro en el Vaticano.

Los directivos de las petroleras reconocieron en un comunicado que "esta crisis social y ecológica requiere cambios radicales a todos los niveles, tanto individuales como colectivos", y apuntaron la "urgente necesidad a una transición sistémica para un futuro con bajas emisiones de carbono".

"Como líderes del sector de la energía, de la comunidad global de inversores y otras organizaciones, reconocemos que la aceleración significativa en una transición a un futuro bajo en carbono requiere soluciones sustanciales, a larga escala y con tecnologías adicionales para mantener el clima por debajo de los 2 grados", señala.

Firmaron dos documentos, en el primero de los cuales piden a los gobiernos que sus políticas sobre emisiones también tengan en cuenta a los consumidores y sean conjugadas con inversiones en innovación.

El segundo se titula "Transición energética y protección de nuestra casa común" y, entre otras cosas, las empresas petroleras reclaman "claridad" a las compañías con sus inversores sobre sus planes para la transición.

Entre los firmantes figuran el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y los directores de importantes compañías de hidrocarburos como la anglo-holandesa Royal Dutch Shell, la italiana Eni, la francesa Total o la estadounidense ExxonMobil.