Diario Vasco

Moscú, 14 jun (EFE).- El primer ministro pakistaní, Imran Khan, expresó hoy preocupación por el empeoramiento de la situación en el Golfo Pérsico, tras el ataque a dos buques cisterna en el estrecho de Ormuz solo un mes después del supuesto sabotaje de cuatro barcos en la misma zona.

"La evolución de la situación en Oriente Medio y el Golfo Pérsico es motivo de gran preocupación", dijo Khan en la cumbre de la Organización para la Coooperación de Shanghái (OCS), que se celebra en Biskek, capital de Kirguistán, según recoge la agencia Interfax.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha acusado a Irán de estar detrás de los presuntos ataques, mientras que el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, acusó hoy a Estados Unidos y sus aliados de "sabotear la diplomacia", al responsabilizar "sin ninguna evidencia" a Teherán.

El presidente de China, Xi Jinping, dijo a su vez que, independientemente de la situación mundial, Pekín desarrollará las relaciones con Irán, según afirmó en una reunión en los márgenes de la cumbre de la OCS con el presidente irnaí, Hasan Rohaní, de acuerdo con la agencia china Xinhua citada por Interfax.

Los mandatarios de Rusia, India, China, Pakistán, Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán y Tayikistán iniciaron hoy la cumbre de la OCS, fundada en 2001 con el objetivo de reforzar la colaboración en la esfera de la seguridad internacional y la lucha contra el terrorismo.