Diario Vasco

Moscú, 14 jun (EFE).- Los líderes de la Organización para la Cooperación de Shanghái (OCS) -entre ellos los dirigentes ruso, chino, indio y paquistaní- acordaron hoy proseguir con la cooperación en asuntos de desarme nuclear y control de armas, al tiempo que criticaron a EEUU y rechazaron las injerencias en asuntos internos.

"Los Estados miembros continuarán cooperando en los temas de desarme, control y no proliferación de armas nucleares, así como el control de armas, el uso pacífico de la energía atómica" , dicen en una declaración conjunta publicada al término de la cumbre de la organización en Biskek, Kirguistán, según informa la parte rusa.

Los líderes de la OCS, formada por Rusia, Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán, Tayikistán, India, China y Pakistán, critican en su declaración el despliegue "unilateral e ilimitado" de sistemas de defensa antimisiles en el mundo, en una clara alusión a EEUU, y señalan que esa política "daña la seguridad global" y "desestabiliza la situación en el mundo".

Los países de la OCS "consideran inaceptables los intentos de (otros estados de) garantizar su seguridad a precio de la de los demás", indican los líderes.

En este sentido, los integrantes del bloque, creado en 2001, se comprometen a ampliar la cooperación en materia de defensa y seguridad, incluida la preparación de militares y ejercicios castrenses conjuntos.

Igualmente rechazan en la declaración de Biskek la injerencia en asuntos de otros países con el pretexto de combatir el terrorismo y el extremismo es "inadmisible".

Según el documento, los miembros de la OCS consideran también necesario la implementación de una serie de acciones integrales para "reforzar la lucha contra el terrorismo y su ideología".

La declaración final asimismo refleja el apoyo de la OCS al acuerdo nuclear firmado entre Irán y seis grandes potencias en 2015, y que EEUU abandonó unilateralmente en mayo del año pasado.

"Los Estados miembros destacan la importancia de la aplicación continuada del Plan de Acción Integral Conjunto sobre el programa nuclear iraní y, en línea con la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, llaman a todos los firmantes del pacto a cumplir estrictamente con todos sus compromisos para una implementación integral y eficaz del documento", señala el escrito.