Diario Vasco

Hong Kong, 14 jun (EFECOM).- El índice referencial de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, cerró hoy una semana turbulenta con pérdidas del 0,65 %, mientras la excolonia británica se prepara para nuevas protestas convocadas este fin de semana.

Las organizaciones civiles hongkonesas convocaron este jueves nuevas protestas para el próximo domingo, mientras las calles de la ciudad parecían regresar a una relativa calma tras las masivas manifestaciones del miércoles, que provocaron el aplazamiento de la segunda lectura de una polémica propuesta de ley de extradición.

Tampoco ayudaron los datos de la producción industrial de China, que se expandió el 5 % interanual en mayo, cuatro décimas menos que la cifra alcanzada el mes anterior, informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

La cifra, muy por debajo de las previsiones de los analistas -preveían un crecimiento de entorno al 5,5 % para ese mes-, supone el incremento más lento de este indicador en 17 años y evidencia la debilidad de la demanda doméstica del país asiático en plena disputa comercial con Estados Unidos.

Así las cosas, el Hang Seng se dejó un total de 176,36 puntos y cerró en 27.118,35 unidades.

No obstante, si se observa el cómputo semanal, el parqué hongkonés ganó un 0,56 %.

Por su parte, el Hang Seng Enterprises, donde cotizan los valores chinos en Hong Kong, perdió un 0,5 %, hasta cerrar en 10.419,87 enteros.

La Bolsa hongkonesa hizo hoy pleno al rojo en los cuatro subíndices , el financiero con una bajada del 0,73 %, seguido muy de cerca por el de comercio e industria, con un descenso del 0,71 %), el inmobiliario (-0,31) y por último servicios (-0,19 %).

En el ámbito tecnológico, Tencent -principal valor del parqué por peso de cotización- cedió un 1,26 %, algo menos que Sunny Optical que se dejó un 2,21 %.

En el sector financiero, Hang Seng Bank y HSBC retrocedieron un 0,92 % y un 0,78 %, mientras que Bank of China perdió un 0,62 %.

El ICBC, el mayor banco mundial por cotización de mercado, no registro movimientos.

Entre las aseguradoras, todas sufrieron caídas, pero destacó el descenso de AIA, con un 1,67 %.