Diario Vasco

Luxemburgo, 14 jun (EFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (el Eurogrupo) han apoyado la posición de la Comisión Europea (CE) sobre Italia, después de que la semana pasada Bruselas recomendara abrir un procedimiento de déficit excesivo por la elevada deuda publica del país, que en 2018 llegó al 132 % de su PIB.

En cualquier caso, la decisión final sobre la puesta en marcha de ese proceso, por el que se pueden exigir ajustes y que en última instancia puede dar lugar a sanciones económicas, corresponde a los ministros económicos del conjunto de la Unión Europea (UE).

El martes pasado, el Comité Económico y Financiero - un cuerpo técnico que representa a los titulares de Economía y Finanzas de los Veintiocho- ya apoyó la postura del Ejecutivo comunitario, que considera "justificado" activar el procedimiento.

"El Eurogrupo apoyó la opinión del Comité Económico y Financiero en la que se muestra de acuerdo con la Comisión en que un procedimiento de déficit por la deuda está justificado", declaró el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, en la rueda de prensa posterior a la reunión de los ministros de Economía de la eurozona celebrada en Luxemburgo entre el jueves y el viernes.

En esa cita, los titulares económicos trataron brevemente la cuestión italiana y Centeno señaló hoy que se invita a Roma a tomar "las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento" del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que pide que el déficit público de los Estados miembros no supere el 3 % del Producto Interior Bruto (PIB) y la deuda pública no rebase el 60 % del mismo.

Si se sobrepasa ese límite, los países están obligados a tomar medidas para rebajar el nivel del endeudamiento.

Según las últimas previsiones económicas de la CE, la deuda pública del país transalpino crecerá hasta el 133,7 % del PIB este año y al 135,2 % en 2020.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, agradeció a Centeno el apoyo expresado a la Comisión "en representación del Eurogrupo".

"Hay un apoyo muy claro sobre nuestra evaluación, análisis y aproximación", dijo el político francés, quien reconoció que se seguirá con el trabajo que podría poner en marcha el procedimiento, pero al mismo tiempo se mostró dispuesto a "tener en cuenta cualquier elemento adicional que Italia presente" y que podría evitar la activación.

Así, Moscovici aseguró que la CE está "en modo de escucha" y que su puerta está "abierta todavía".

De hecho, el comisario se reunirá este viernes con el ministro italiano de Finanzas, Giovanni Tria, quien ya mantuvo un encuentro bilateral el jueves con el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis.

"Todo el mundo debe entender que en este momento un procedimiento por déficit excesivo está justificado, pero estamos mirando juntos a modos de evitarlo, incluso si uno debe estar seguro de que las normas están ahí para ser respetadas al completo. Deben ser creíbles y queremos que lo sean", resaltó.

También dio la bienvenida a los compromisos dados por Tria y por el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

"Sé que actúan de buena fe, con verdadera voluntad de llegar a un acuerdo, pero necesitaremos probablemente más que compromisos. Necesitaremos datos, necesitaremos hechos, harán falta medidas si son necesarias", afirmó.

Moscovici insistió en que Bruselas quiere evitar la apertura del procedimiento, pero dijo que para ello se deben respetar las normas.