Diario Vasco

Kiev, 14 jun (EFE).- Después del cómico convertido en presidente, la estrella de rock. En Ucrania Sviatoslav Vakarchuk, líder de la banda de rock Okean Elzy y uno de los artistas más queridos del país, se presenta como candidato a las elecciones parlamentarias como la voz de los cambios reales con su nuevo partido Golos.

Vakarchuk, de 44 años, se sube al escenario de la política respaldado por un equipo joven de reformistas, activistas anticorrupción y prestigiosos periodistas e informáticos. Golos significa tanto voz como voto en ucraniano.

El famoso cantante presentó a su equipo a tan sólo seis semanas de las elecciones anticipadas del 21 de julio a la Rada Suprema o Parlamento ucraniano. En sus filas figuran tantas mujeres como hombres.

Con vaqueros, playeras y barba de varios días, Vakarchuk lideró la convención de su partido socialdemócrata y proeuropeo en un evento abierto al público. Acto seguido, ofreció un concierto a los asistentes en el centro de Kiev.

La estrella de rock encarna el deseo de cambio de los ucranianos y el distanciamiento de la vieja clase política, al igual que el actual jefe de Estado, Vladímir Zelenski, que se hizo famoso por una serie de televisión en la que encarna un profesor que se convierte en presidente.

?El mayor valor de nuestro partido es que queremos hacer cambios reales en el Parlamento. No se trata sólo de traer nuevas caras a la Rada, sino también de reformar el sistema?, dijo Vakarchuk durante la convención.

?La vieja guardia utiliza la política para lucrarse, y las recientes elecciones nos han demostrado que los ucranianos no lo van a tolerar más. Nosotros llenaremos el vacío con nuevas políticas?, explicó en una entrevista a Efe Pavlo Kukhta, director político de Golos.

A diferencia de Zelenski, Vakarchuk no es un novato en la política ucraniana. Físico de formación, asistió a clases de política en Estados Unidos y formó parte del Parlamento ucraniano en 2007.

Desencantado por lo que calificó como un ?pantano tóxico? y la cultura de la corrupción, Vakarchuk renunció a su escaño como diputado tan sólo un año después.

A pesar de que muchos contaban con su candidatura para la Presidencia, el cantante ha elegido cuidadosamente su retorno a la política. ?El poder y la Presidencia como tal no me interesan. Ahora ha llegado el momento de los cambios reales,? expresó Vakarchuk en su cuenta de la red social Facebook.

Según la última encuesta realizada por el grupo sociológico Rating, su recién formado partido Golos tiene ya el 5 % de los votos necesarios para optar a un escaño en la Rada Suprema. La organización política confía en aumentar este porcentaje con el apoyo de más de 10.000 voluntarios en todo el país.

El partido de Zelenski, "El Servidor del Pueblo", encabeza las encuestas con el apoyo del 48 % de los votantes decididos.

Conscientes de su papel para que Zelenski pueda formar Gobierno, Vakarchuk declaró durante la convención del partido que ?estamos listos para una coalición, pero sólo con fuerzas políticas que compartan nuestros principios?.

En Ucrania existe un sistema electoral mixto, según el cual la mitad de los diputados de la Rada se elige por sistema de listas cerradas de partidos y la otra mitad por distritos mayoritarios.

El cantante convertido a político se ha embarcado en una gira a lo largo y ancho del país que combina mítines políticos con conciertos. Vakarchuk siempre ha defendido que no escribe canciones políticas, sino sociales.

Ataviado con la bandera ucraniana, presentó en Kiev su nueva canción," El barco", una oda a un país a la deriva en la que habla de que ?la tierra está cansada de las guerras, pero aún nadie ha conseguido romperla?.

?Haremos todo lo necesario para recuperar los territorios ocupados y para que nuestros ciudadanos, que Rusia ha convertido en rehenes, vuelvan a una vida normal y digna?, comentó a Efe Pavlo Kukhta.

Bajo ningún concepto, insistió, Crimea será objeto de negociación con Rusia.

Kukhta es un reformista con experiencia en las políticas de liberalización de Polonia y Eslovaquia. ?Ucrania lo tiene todo para convertirse en uno de los líderes regionales del espacio postsoviético?, afirma.

Presume de que Ucrania es una nación tecnológica con un alto nivel de educación, y aspira a convertir el país en ?el nuevo tigre de Europa del Este?.

El partido persigue convertir el sector informático en un motor clave de la economía con la reducción de impuestos, una menor interferencia por parte del Gobierno y una ley de libertad digital.

?Devolveremos a Ucrania a la familia europea y continuaremos el camino hacia la integración de la OTAN como miembros de pleno derecho?, asegura.