Diario Vasco

El Cairo, 14 jun (EFE).- Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha advertido de una "escalada peligrosa" en la región del golfo Pérsico después de que dos petroleros fueron objeto este jueves de un supuesto ataque en el golfo de Omán, al que EE.UU. acusa a Irán de realizar la operación, aunque Teherán lo niega.

"Los ataques contra petroleros en el golfo de Omán y tener como objetivo el aeropuerto de Abha en el reino de Arabia Saudí son un desarrollo preocupante y una escalada peligrosa" en la región, indicó esta madrugada el ministro de Estado de Asuntos Exteriores emiratí, Anwar Gargash, en su cuenta de Twitter.

El responsable emiratí llamó a la "comunidad internacional para que se mueva con el fin de asegurar la seguridad y estabilidad regional" en un momento en el que se necesita "la sabiduría y responsabilidad colectiva para prevenir más tensión" en el golfo Pérsico.

Washington responsabiliza a Irán del ataque de ayer y sostiene que en un vídeo supuestamente se ve a una patrulla de la Guardia Revolucionaria iraní acercándose al barco de una de las navieras nueve horas después del ataque para retirar una mina adosada al casco.

Uno de los buques atacados, el Kokuka Courageus, de bandera panameña, transportaba metano y es propiedad de la naviera japonesa Kokuka Sangyo. El otro, el Fron Altair, con bandera de las Islas Marshall y propiedad de una firma noruega, transportaba nafta.

El presidente de la firma propietaria del Kokuka Courageus, Yutaka Katada, declaró que algunos tripulantes dijeron que el casco fue dañado por "algo que vino volando", lo que descarta un torpedo.

Al contrario que el petrolero de la empresa noruega, que se incendió durante el ataque, el de la naviera japonesa no sufrió mayores daños y, de hecho, parte de la tripulación ha regresado a la nave para echar a andar los sistemas de generación eléctrica mientras es remolcado hacia EAU.

El suceso ocurrió en el golfo de Omán, cerca de las costas iraníes, a unos kilómetros donde sucedió otro incidente similar el mes pasado, al que EE.UU. también responsabilizó a Irán.

Gargash también hizo referencia al ataque en el aeropuerto de Abha de hace dos días en el que 26 personas resultaron heridas por un misil lanzado por los rebeldes chiíes hutíes desde el Yemen contra el aeródromo en el suroeste de Arabia Saudí.

Hoy la coalición árabe liderada por Riad y que lucha contra los hutíes ha anunciado que las fuerzas saudíes han derribado esta madrugada cinco drones que iban dirigidos contra el mismo aeródromo, sin causar víctimas.