Diario Vasco

Veracruz , 13 jun .- El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, alabó este jueves la trascendencia de la aportación de los exiliados republicanos españoles a México por sus valores y su lucha constante por la esperanza y libertad.

Ebrard calificó a los exiliados republicanos como "lo mejor de España" en un acto celebrado en el Teatro Francisco Clavijero del Puerto de Veracruz en conmemoración de los 80 años de la llegada de los primeros españoles que huían de la Guerra Civil española.

La conmemoración se vio realzada este jueves por el propio presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien dedicó en exclusiva su habitual conferencia de prensa diaria a destacar la extraordinaria contribución española a México.

"Tenemos lazos que nos unen desde hace mucho tiempo y podemos tener diferencias transitorias. Pero es más lo que nos entrelaza, lo que nos une a México con España", dijo López Obrador en unas palabras con las que quiso que se olvidase su petición de hace unos meses de que España pidiera perdón por la conquista a México.

"Eran personas con mucha calidad profesional y académica, que contribuyen al desarrollo del país", subrayó López Obrador.

En un teatro lleno con más de 400 personas, la mayoría exiliados republicanos españoles, Ebrard hizo todo tipo de elogios a la aportación española a México y recordó que estudió y se licenció en el Colegio de México, una de las instituciones educativas creadas por el exilio republicano y reconocida por su calidad.

"La lección del exilio republicano español ha sido la lucha constante por la esperanza y la libertad y esta ya está integrada en el ADN mexicano", afirmó Ebrard.

"Tenemos que mantener esos valores democráticos porque vemos asombrados como el racismo crece de nuevo y se convoca el odio", prosiguió.

"No vamos a actuar con miedo pero tampoco con violencia pero saldremos victoriosos como al final lo han salido los republicanos españoles", concluyó.

Veracruz fue el puerto de entrada al que llegaron cerca de 30.000 exiliados españoles hasta 1942 que huían de la Guerra Civil y que encontraron en México un país con los brazos abiertos gracias a la iniciativa del presidente de México, Lázaro Cárdenas (1934-1940).

El primer buque en llegar el 13 de junio de 1939 fue el Sinaia y luego lo hicieron los barcos Libertad, Nyassa, Ipanema y Mexique repletos de exiliados españoles.

Irene Lozano, secretaria de Estado de la España Global, destacó que "hoy es un día de celebración porque a pesar de la crueldad y el dolor del exilio, la integración de este exilio republicano en México es una lección de México al mundo de integración y convivencia, ahora que tanta falta nos hace".

"El exilio republicano español es parte del patrimonio común de España y México", dijo Lozano.

En términos semejantes se pronunció el gobernador del estado de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, al subrayar que "la Guerra Civil española la ganó México porque se llevó lo mejor de España".

La conmemoración del aniversario de los 80 años proseguirá hasta el sábado en Veracruz con diversos actos culturales que servirán para subrayar la importancia de las relaciones entre España y México.

Ernesto Casanova, presidente del Ateneo español en México, institución encargada de organizar el programa, dijo este jueves que los exiliados tienen "una deuda impagable con nuestra nueva patria" gracias a la generosidad del presidente Cárdenas por abrir "las puertas a los españoles cuando más lo necesitaban".