Diario Vasco

Fráncfort , 14 jun .- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, asegura que el impacto negativo en los márgenes de intermediación de los bancos por las medidas de política monetaria que han aplicado se compensa con la mejora en las perspectivas económicas.

En una carta a Miguel Viegas, parlamentario europeo del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, publicada hoy, Draghi dice que el efecto total de la política monetaria en la rentabilidad de los bancos ha sido hasta ahora en términos generales "neutral".

"El impacto negativo en los márgenes de intereses netos de los bancos ha sido compensado por una mejora en las perspectivas económicas que ha llevado a un incremento en el volumen total de préstamos y, además, a mejorar la calidad del crédito, que ha reducido los costes de las provisiones", según Draghi.

El presidente del BCE añade que la entidad observa cuidadosamente los efectos de los tipos de interés negativos en el sector bancario, dado que el balance de sus efectos depende de la duración de su aplicación.

En otra carta a Nikolaos Chountis, parlamentario europeo griego del mismo grupo, Draghi dice que con las medidas de política monetaria no convencionales, el BCE ha impulsado la oferta de crédito y reducido los tipos de interés de los préstamos bancarios en toda la zona del euro.

El personal del BCE calcula que el efecto en el crecimiento del producto interior bruto (PIB) y en la inflación de la zona del euro de todas las medidas aplicadas entre junio de 2014 y junio de 2018 ha sido en ambos casos de unos 1,9 puntos porcentuales en términos acumulados desde 2016 y hasta 2020.

Además, "los hogares con ingresos más bajos han sido los principales beneficiarios de las medidas no convencionales de política monetaria del BCE, a través de su impacto positivo en el crecimiento y la creación de empleo", responde Draghi.