Diario Vasco

Tarragona, 14 jun (EFE).- ERC y en Comú Podem han sellado el pacto de gobierno en Tarragona que desbancará a los socialistas después de 12 años de alcaldía del socialista de Josep Fèlix Ballesteros y que permitirá investir mañana al republicano Pau Ricomà.

En las pasadas elecciones el PSC fue el partido más votado en Tarragona y logró 7 concejales, seguido de ERC con los mismos representantes y menos votos, mientras Cs logró 4, Junts 3, y, a continuación, Comunes, CUP y PP obtuvieron dos cada uno de ellos.

Según han informado ambos partidos, Ricomà y la candidata de En Comú Podem, Carla Aguilar, han escenificado en la tarde de este viernes, frente a la Antigua Audiencia, un pacto que es "a favor de Tarragona", ha resumido el republicano.

La CUP ya había mostrado su respaldo a Ricomà; la asamblea de En Comú Podem se lo dio el miércoles -solo un militante votó a favor de pactar con Ballesteros- y ayer, lo bendijo Junts per Tarragona.

De momento, las dos formaciones gobernarán en minoría (con un total de 9 concejales) en un consistorio de 27 escaños, aunque no descartan sumar a los dos concejales de la CUP más adelante.

Aguilar, recién llegada en política municipal, se ha congratulado del acuerdo, "basado en el programa" de ambas formaciones, con amplios consensos en políticas sociales y de participación ciudadana.

Ricomà, por su parte, se ha comprometido a "detener la decadencia" de la ciudad y ha agradecido poder formalizar mañana un gobierno de cambio, liderado por él y con Aguilar como primera teniente de alcalde.