Diario Vasco

Madrid, 14 jun (EFE).- Colonial espera completar en dos meses la venta de la cartera de quince centros logísticos adquiridos en la compra de Axiare valorados en 480 millones de euros, mientras que continúa en su apuesta por una rotación de activos que permita a la compañía apostar por el segmento prime.

El consejero delegado de la socimi, Pere Viñolas, ha expresado este viernes en la junta de accionistas que el proceso de venta de estos activos logísticos, que suman 574.462 metros cuadrados de superficie y se concentran en los alrededores de Madrid y Barcelona, "avanza satisfactoriamente".

"Este año nuestras prioridades están centradas en el portafolio de logística y no contemplamos nada nuevo de extrema relevancia", ha declarado Viñolas y ha añadido que en los últimos años la compañía se ha centrado en la rotación de activos, mediante la venta de activos maduros en los que no hay capacidad de crecimiento y la apuesta por la calidad, aumentando el porcentaje de activos prime.

Por otro lado, la junta ha aprobado el incremento del dividendo, que supone un aumento del 11 % respecto a 2017 y se sitúa a 0,20 euros por acción, que atendiendo al número de títulos en circulación supondría un máximo de 101 millones de euros.

Al margen de la junta, en un comunicado remitido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha dado a conocer además la absorción de la sociedad Torre Marenostrum por Colonial en el marco de la reorganización societaria interna del grupo.

En cuanto sus planes de inversión y desarrollo Colonial tiene previstos 12 proyectos (4 en Barcelona, 5 en Madrid y 3 en París que supondrán una inversión de 1.300 millones y mas de 12.000 metros cuadrados, con una rentabilidad prevista del 6,3 % y una entrega sucesiva en los próximos cuatro años.

Según ha explicado Viñolas, del total de proyectos, el 98 % se encuentran en Centro Ciudad y 4 de ellos están ya prealquilados entre los que se encuentran el edificio Louvre Saind Honore en París, que albergará la Fundación Cartier y en Barcelona la sede de Gas Natural a Utopicus así como un local ubicado en el centro comercial Pedralbes Center a Uniqlo y el prealquiler de Diagonal 525 para el centro de operación Naturgy.

La inmobiliaria Colonial ganó el pasado año 525 millones de euros, lo que supuso un descenso del 23,1 % respecto a 2017, fundamentalmente por las plusvalías logradas ese año con la venta de un edificio en París, así como por un menor ritmo de crecimiento del valor de los activos.

En la junta, que se ha desarrollado sin incidentes, ha intervenido uno de los accionistas, que ha afirmado "que no todo debe ir bien" en Colonial debido a la bajada de los beneficios y ha mostrado su preocupación ante la posible relación que esto pueda redundar en el valor de bolsa de la acción en un futuro y ha pedido al consejo un aumento mayor del dividendo.

Ante esta intervención el presidente de Colonial, Juan José Bruguera, ha afirmado que en 2017 la compañía creció menos debido a las plusvalías y al carácter cíclico del mercado y ha afirmado que el la compañía "ha crecido menos" pero que es algo que desde la compañía intentan neutralizar con "una buena gestión de los activos".

Entre otros acuerdos, al final de la junta se ha aprobado también la fijación del número de miembros del Consejo de Administración, que pasa a ser de 11 a 13, con el nombramiento de Ana Peralta y Ana Bolado como nuevas consejeras independientes, además de la ratificación y nombramiento de Silvia Mónica Alonso-Castrillo.