Diario Vasco

Luxemburgo, 14 jun (EFE).- La ministra española de Sanidad, María Luisa Carcedo, manifestó hoy su "satisfacción" con el informe de la Alta Autoridad de la Salud francesa, un organismo público independiente, que en una recomendación preliminar pidió al Gobierno de su país dejar de financiar en la sanidad pública la homeopatía.

"Nos ha llenado de satisfacción el informe de la Alta Autoridad francesa recomendando a Francia que no se financie públicamente la homeopatía", declaró la política durante una reunión de titulares de Salud de la Unión Europea (UE) celebrada este viernes en Luxemburgo.

Por otro lado, Carcedo añadió que "probablemente la próxima semana" estará listo el análisis de Sanidad sobre la utilidad de los 12 productos homeopáticos que han pedido ser registrados con indicaciones terapéuticas.

"Los próximos días, semanas, probablemente la próxima semana ya, tendremos listo todo el análisis de estos productos", comentó.

El pasado 30 de octubre, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó un listado con los 2.008 medicamentos homeopáticos que habían pedido a Sanidad adecuarse a la nueva regulación, mientras que el resto de productos que no cursaron su autorización no pueden comercializarse en España.

De ellos, 1.996 se habían comunicado como productos sin indicación terapéutica y 12 solicitaban ser presentados como medicamentos con indicación terapéutica, es decir, que tienen utilidad en alguna dolencia o enfermedad.

"Sobre esos 12 estableceremos los requisitos que cualquier otro producto con indicación terapéutica, otro medicamento, requiere. Los criterios a los que se someten son seguridad del paciente, efectividad y calidad. Esos tres requisitos son imprescindibles", indicó la ministra.

Recalcó que en el ámbito de la Comisión Europea (CE) se debe seguir avanzando "porque si estamos exigiendo evidencia científica y conocimiento para cualquier decisión que se adopte en el seno de la Comisión, en el caso de la homeopatía no podemos mirar para otro lado cuando de forma reiterada y sistemática se demuestra que no existe ninguna evidencia científica, de utilidad terapéutica, de esta hipótesis de ciencia que ha quedado varada, en vía muerta".

Por tanto, consideró que el mundo científico "debe imponerse en este caso y eso debe trasladarse a la normativa europea".

En diciembre, la CE indicó que no tenía previsto evaluar ni modificar la normativa europea de productos homeopáticos al considerar que es equilibrada.

En respuesta a una pregunta escrita del eurodiputado español José Blanco (PSOE), quien se refería a la idea del Gobierno español de modificar la legislación vigente sobre la homeopatía, el comisario de Salud, Vytenis Andriukaitis, dejaba claro que la CE "no tiene constancia de solicitudes similares de otros Estados miembros".

Carcedo también se refirió hoy al Plan para la Protección de la Salud Frente a las Pseudoterapias presentado en noviembre y precisó que la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias "está trabajando en la identificación de todas las prácticas o terapias que están encajadas en este conjunto de pseudoterapias".

Señaló que aún hay 66 productos pendientes de recibir dictamen de esa red.

En cualquier caso, la ministra en funciones señaló que la responsabilidad del Ejecutivo es proteger la salud de los ciudadanos e informar a los consumidores sobre lo que compran.