Diario Vasco

Madrid, 14 jun (EFECOM).- Broadcom prevé que el veto impuesto por Washington a Huawei y sus consecuencias mermen en 2.000 millones de dólares sus ingresos anuales, una cifra con la que se convierte en una de las primeras grandes firmas tecnológicas en cuantificar el daño que supone la tensión comercial entre EEUU y China.

El fabricante estadounidense de chips, que el jueves presentó sus resultados de su segundo trimestre fiscal, ingresó unos 900 millones de dólares (el 4,3 % del total) directamente de Huawei, que usa sus chips y circuitos para móviles y estaciones de redes, según publica EFE Dow Jones tras la conferencia con analistas ofrecida por su consejero delegado, Hock Tan.

Broadcom, que con su revisión a la baja prevé facturar este año fiscal unos 22.500 millones de dólares, también ha incumplido sus objetivos de ingresos para el segundo trimestre fiscal, debido a la reducción de las ventas de sus operaciones móviles y a la debilidad provocada por las tensiones con China.