Diario Vasco

París, 14 jun (EFE).- El cingalés Ahmed Milhan Hayathu Mohamed, de 29 años, presunto responsable de los atentados del pasado 21 de abril contra iglesias cristianas y hoteles de lujo de distintas ciudades de Sri Lanka, en los que murieron 321 personas y 521 resultaran heridas, ha sido detenido en algún lugar de Oriente Medio, informó hoy Interpol, que no precisó el sitio exacto dónde se practicó el arresto.

Junto a Hayathu Mohamed fueron detenidos otros cuatro sospechosos, de cuya nacionalidad no se informó, y todos ellos fueron extraditados este viernes a Sri Lanka, indicó la organización policial internacional en un comunicado.

Mohamed era buscado por terrorismo y asesinato y fue detenido como resultado de la emisión de una "alerta roja" de Interpol contra él, que permite a la Policía de los países de la organización intercambiar información crucial sobre delitos.

Esa notificación implicó el despliegue entre el 23 de abril y el 22 de mayo de un equipo de intervención de Interpol, el primero internacional que llegó a Colombo después de los ataques, que fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y tuvieron lugar durante la festividad cristiana del Domingo de Resurrección.

Atentados de esta magnitud no habían tenido lugar en Sri Lanka desde la guerra civil entre la guerrilla tamil y el Gobierno, un conflicto que duró 26 años y finalizó en 2009, y que causó, según datos de la ONU, más de 40.000 civiles muertos.