Diario Vasco

Londres, 14 jun (EFE).- Un total de 221 edificios de Inglaterra continúan cubiertos con un revestimiento de aluminio similar al que tenía la torre londinense de Grenfell, que hace hoy dos años sufrió un devastador incendio en el que fallecieron 72 personas.

Estos datos, divulgados este viernes, corresponden al programa de seguridad de edificios que el Ministerio de Vivienda británico puso en marcha tras la tragedia, que causó una gran polémica en el Reino Unido al conocerse que el revestimiento del bloque contenía material altamente inflamable que contribuyó a la rápida propagación del fuego.

El Ejecutivo ha presupuestado 200 millones de libras (224 millones de euros) para retirar ese material, llamado composite de aluminio (ACM, por sus siglas en inglés), de los edificios británicos que todavía lo tienen.

En el segundo aniversario del incendio, el ministro del interior, Sajid Javid, aseguró que el Gobierno "continuará apoyando a las víctimas y trabajando para asegurar que una tragedia así no vuelve a suceder nunca más".

Javid era ministro para Comunidades y Gobierno Local cuando ocurrió el siniestro y prometió una serie de reformas para la viviendas de protección oficial, como las que albergaba la torre Grenfell.

Pasadas las doce y media de la noche del 14 de junio de 2017 un fuego empezó en la cocina de uno de los pisos y se extendió rápidamente por todo el edificio, dejando atrapadas a numerosas personas.

El inmueble de 24 plantas, ubicado en el barrio de North Kensington, contaba con 120 pisos de protección estatal en los que vivían alrededor de 350 personas.

Tras el incendio, la primera ministra británica, Theresa May, fue criticada por haber visitado primero a los bomberos que trabajaron en el lugar y no haber acudido inmediatamente a reunirse con los residentes de la torre que quedaron sin vivienda.

Los 72 fallecidos en la catástrofe serán recordados hoy en un homenaje en la iglesia de Santa Helena, situada cerca del lugar de los hechos, al que acudirá el actual ministro de Vivienda, James Brokenshire.

El político subrayó hoy en Twitter su compromiso con la comunidad y con el recuerdo de aquellos que perdieron la vida hace hoy 24 meses.

"Este Gobierno está determinado a mejorar la seguridad de los edificios, a encontrar la verdad de los sucedido y a asegurar que una tragedia así no vuelva a suceder", escribió.